10 formas de evitar que un perro ladre

Los cachorros ladran para muchos propósitos, desde saludo hasta una forma de autodefensa. Pero cuando el ladrido de tu cachorro se vuelve constante, puede ser una molestia. Los ladridos no se pueden eliminar por completo, ya que es un comportamiento natural y una forma de comunicación del cachorro, pero puedes enseñarle a tu cachorro a reducir los ladridos.

Brindamos antecedentes sobre por qué su cachorro puede estar ladrando tanto, cómo puede reducir la velocidad de los ladridos y mantenerlos al mínimo, y consejos de entrenamiento que puede seguir.

¿Por qué ladran los cachorros?

Los cachorros que ladran sirven para muchos propósitos. Los cachorros ladrarán cuando jueguen para saludarte (o para otro animal) o para defenderse de intrusos espeluznantes o intimidantes. Piense en los ladridos de su cachorro como una alarma de perro: sirve como una advertencia de cualquier cosa inusual, interesante o emocionante, como la llegada de un amigo o un extraño, un ruido repentino o una vista inesperada. En lugar de tratar de eliminar los ladridos por completo, averigüe por qué el cachorro ladra y enséñele la diferencia entre los ladridos apropiados y los ladridos problemáticos.

Cómo hacer que tu cachorro deje de ladrar

Una vez que haya descubierto por qué su cachorro ladra, puede comenzar a entrenarlo para que deje de ladrar. Tenga en cuenta que parte del desarrollo mental de un cachorro es similar al de un niño pequeño, por lo que se aplican muchas de las mismas reglas de refuerzo cuando le enseña a su cachorro el comportamiento apropiado. Especial:

  • Proporcione reglas y respuestas consistentes. Si su respuesta a los ladridos emocionados es a veces positiva ya veces negativa, su perro se está confundiendo. Mantenga la misma respuesta al mismo comportamiento y asegúrese de que otros miembros de la familia hagan lo mismo.
  • Asegúrese de que no haya problemas físicos o psicológicos que causen el comportamiento. Cuando su cachorro está asustado, tiene dolor o se siente enfermo, puede lloriquear o ladrar. Asegúrate de haber abordado cualquier problema ambiental o de salud que pueda interponerse entre tu cachorro y el buen comportamiento.
  • Usa técnicas adecuadas para entrenar a tu cachorro. Recuerda que tu cachorro es solo un bebé y solo sabe lo que le enseñas. Evite la disciplina estricta; Los elogios y la amabilidad, junto con otros tipos de refuerzo positivo, pueden ayudar a tu cachorro a convertirse en un perro bien adaptado y de buen comportamiento.
  • No dejes que tus emociones se interpongan en tu entrenamiento. Si tu cachorro gime cuando lo dejas solo, es posible que sientas que necesitas consolarlo. Cuando haces esto, estás recompensando el comportamiento y, por lo tanto, enseñándole al cachorro que lloriquear o ladrar es la mejor manera de llamar la atención.

consejos de entrenamiento

Una vez que rompa las barreras para el entrenamiento, debería ver buenos resultados. Sin embargo, si aún tiene problemas para reducir los ladridos que escucha, estos consejos pueden ayudarlo a solucionar el problema.

  1. No ladres de vuelta. Cuando hables con tu cachorro, el tono de voz y el lenguaje corporal son tan importantes como las palabras que usas. Para algunos perros, ladrar es una expresión feliz. Usa una voz tranquila cuando te dirijas a tu perro. Gritar puede hacerle pensar que te unirás al coro y ladrará aún más fuerte.
  2. Eliminar la audiencia. Si tu perro sigue ladrando y vienes corriendo, premia el comportamiento. Cuando tu cachorro deje de ladrar, en su lugar, ofrécele elogios y una golosina. Si sigue ladrando, date la vuelta y sal de la habitación. La mayoría de los perros quieren compañía, así que irse le dice a su perro que está haciendo algo mal. Tu perro aprenderá a estar tranquilo si quiere que te quedes.
  3. Abordar las situaciones que se presenten periódicamente. Ladrarle al cartero le enseña a los cachorros a repetir el comportamiento una y otra vez. Es posible que desee solicitar la ayuda de su cartero para deshacerse de los ladridos. Pídele al cartero que le dé una golosina a tu cachorro una vez que esté tranquilo y elógialo por estar callado.
  4. Ofrezca taladros para puertas. Tocar el timbre, llamar a la puerta y la llegada o la salida pueden molestar o asustar a los cachorros tímidos. Asocia la puerta y los ruidos de la puerta con cosas buenas para el cachorro. Llegadas al escenario en la puerta con un cómplice "Visitor" cargado de golosinas para tirar. Esto ayuda a dejar de ver a los visitantes como una amenaza. Esta es una forma de entrenamiento de desensibilización.
  5. Alivia el aburrimiento. Muchos cachorros ladran porque se sienten solos o aburridos. Incluso si el perro no tiene nada que ladrar, ladrar puede ser mejor que el silencio. Los juguetes para masticar que recompensan la atención del cachorro con golosinas sabrosas también les llenan la boca: no pueden ladrar y masticar al mismo tiempo. Los rompecabezas y juguetes como el Kong Wobbler se pueden llenar con mantequilla de maní o croquetas y deben manipularse para obtener el premio comestible.
  6. Bloquea los ruidos espeluznantes. Los perros sin experiencia escuchan muchos sonidos "nuevos" que pueden alentarlos a ladrar. Si los ladridos se deben a la ansiedad, el producto de feromonas Comfort Zone con DAP puede ayudar a aliviar la ansiedad. Las máquinas de ruido blanco están disponibles para enmascarar el ruido, o simplemente configure la radio a un volumen normal y sintonice estática.
  7. Prueba un tono nuevo. Los collares de sonido emiten un sonido fuerte y corto al primer "guau". Esto suele ser suficiente para que el cachorro se detenga y busque la fuente del sonido. Elimina el aburrimiento y los ladridos, a menudo en cuestión de minutos. Sin embargo, el collar debe ajustarse correctamente, de lo contrario, puede "castigar" al perro equivocado cuando un amigo de cuatro patas cercano ladra.
  8. Curb ladra con olor. Los investigadores encontraron que los collares de citronela son efectivos en el entrenamiento de ladridos. Los collares de citronela primero emiten un sonido de advertencia; Los ladridos adicionales desencadenarán una salpicadura de olor que detendrá los ladridos. Algunos de estos collares incluso tienen activadores de control remoto.

Cómo educar a tu perro con refuerzo positivo

Debido a que cada cachorro es diferente, no todas las técnicas enumeradas anteriormente funcionarán para todos los perros. La mayoría de las técnicas de entrenamiento requieren una inversión de tiempo y consistencia. Si no ve una mejora después de tres a cinco días con una de las técnicas de control de ladridos, intente un enfoque diferente o considere trabajar con un entrenador de perros profesional.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Siempre consulte a su veterinario con cualquier pregunta de salud, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial médico de la mascota y pueden brindarle las mejores recomendaciones para su mascota.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Por qué los perros lamen los muebles y cómo evitarlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir