Aprende a prevenir la agresión por miedo en los perros

Si bien las mordeduras de perros pueden ocurrir por muchas razones, el miedo a la agresión es un problema común. Al igual que los humanos, los perros pueden heredar una tendencia a estar ansiosos, y el entorno del perro, las experiencias de vida y las tendencias de raza también juegan un papel. Esto puede hacer que tanto los cachorros como los perros adultos respondan con agresividad a los eventos aterradores.

La mala socialización aumenta el potencial de muchos tipos de agresión y otros problemas de comportamiento más adelante en la vida. Los cachorros que no han tenido una exposición adecuada a otros perros y experiencias compartidas en su entorno, incluidos ruidos, diferentes tipos de personas (incluidos niños) y situaciones (viajes en automóvil, visitas al veterinario, etc.), pueden volverse temerosos de algunos o todos los estas situaciones. La ventana de socialización para cachorros es bastante corta, generalmente entre 8 y 14 semanas de edad, pero puede variar algunas semanas en diferentes perros. Una vez que se cierra esta ventana, se necesita más entrenamiento y refuerzo positivo para ayudar a los perros a volverse insensibles a las experiencias aterradoras.

Cuando los perros temen algo, se desencadena la respuesta instintiva de "lucha o huida". Distintos perros reaccionan al miedo de manera diferente, y mientras algunos intentarán correr, esconderse o congelarse, otros pueden gruñir, ladrar y/o morder. Los mordedores de miedo piensan que tienen que luchar para salir de la situación y se asustan tanto que no pueden pensar racionalmente. Cuando su comportamiento agresivo hace que la "cosa" aterradora desaparezca, el perro aprende que el comportamiento agresivo funciona y sigue usándolo.

La agresión de ansiedad puede escalar y volverse más intensa con el tiempo. A veces, los propietarios no reconocen las primeras señales de advertencia de miedo en su perro y, como resultado, el comportamiento del perro se intensifica cuando el miedo todavía está presente. Castigarlos con duras reprimendas físicas o verbales también empeorará el comportamiento porque si son castigados por hacer señales más sutiles como gruñir, es posible que dejen de gruñir y en su lugar se conviertan en comportamientos más serios como morder.

Leer más:  El perro lobo de Cantabria

Señales de miedo a la agresión.

Los perros ansiosos exhibirán comportamientos de desplazamiento como lamer o masticar, olfatear, lamerse los labios y bostezar. Las vocalizaciones comunes incluyen gruñidos mezclados con llanto. El lenguaje corporal incluye el ojo de ballena, mostrando el blanco de los ojos en una mirada lateral exagerada, temblando, hundiéndose o abalanzándose sobre su dueño.

La mayoría de los perros normales tolerarán una situación ansiosa o desconocida en la que pueden alejar a un perro y medio de su longitud antes de que se sientan incómodos. La distancia sensible de un cachorro temeroso puede ser mucho mayor y puede mostrar signos de miedo o agresión desde una distancia mucho mayor. A medida que se acerca la situación aterradora, su comportamiento puede intensificarse.

Cómo tratar la agresión por miedo

Los cachorros tímidos siempre pueden luchar para que se sientan ansiosos, y trabajar para que se sientan más cómodos requiere una serie de técnicas. Lo más importante, si nota algún signo de ansiedad en su perro, debe consultar a un conductista de inmediato. Estos problemas son mucho más fáciles de tratar si se detectan a tiempo y antes de que se agraven demasiado. Es muy importante buscar un conductista altamente calificado, así que busque uno que sea un conductista animal certificado (CAAB o ACAAB) o un conductista veterinario certificado por el Colegio Americano de Comportamiento Veterinario (Dip ACVB). Su veterinario puede ayudarlo a encontrar un conductista local y debe trabajar con ellos para brindarle a su cachorro el enfoque más completo. También puedes aprender a reconocer y evitar situaciones que puedan hacer que tu perro reaccione con miedo. Aquí hay algunas maneras de disipar el miedo.

Leer más:  Cómo enseñar a tu cachorro a ir al baño

  • Evita en lo posible situaciones que provoquen miedo y/o agresividad en tu perro
  • No mire y pida a los visitantes que no miren a su perro cuando tenga miedo de extraños o de ciertas personas. El contacto visual intenso indica dominio y aumenta la intimidación.
  • Tenga en cuenta la distancia a la que el cachorro asustado se vuelve inquieto y manténgase fuera de ese rango si es posible.
  • Nunca fuerce a su perro a una situación de miedo. Permita siempre una vía de escape. Para muchos perros ansiosos, morder puede ser el último recurso, pero es un riesgo mayor cuando se sienten fuera de control e incapaces de escapar.
  • Evite agarrar su cuello o agacharse para acariciar su cabeza. Estas acciones pueden sentirse amenazantes y aumentar el miedo de un perro, lo que puede provocar una mordedura. En su lugar, acaricia los costados o el pecho del cachorro si puedes acercarte a él con seguridad.
  • Cree un lugar seguro lejos del ruido, las personas y otras mascotas donde su perro pueda caminar voluntariamente y/o colocarse para evitar situaciones de miedo. Use muchos refuerzos positivos para hacer que el espacio seguro sea cómodo, incluidos juguetes, golosinas, difusores de feromonas calmantes y luces tenues. Si espera que se presente una situación aterradora, acomode a su perro en su área segura de antemano.
  • Un conductista recomendará técnicas de entrenamiento para abordar los miedos específicos de su perro. Parte de su técnica puede incluir el uso del cabestro The Gentle Leader y un bozal de canasta para ayudar en el entrenamiento mientras protege a su perro y a todos los demás. Estas herramientas deben usarse correctamente y su perro debe estar acondicionado para usarlas gradualmente para que sea una experiencia divertida y sin estrés.
  • Los suplementos calmantes, como Rescue Remedy, disponibles en las tiendas naturistas, pueden ser un complemento útil cuando se combinan con estos otros pasos. Agregue unas gotas de Rescue Remedy al agua del perro. No duele si las otras mascotas también lo beben.
  • Las feromonas calmantes como Comfort Zone DAP pueden ayudar a crear un ambiente tranquilo para su perro. Estos se pueden comprar en las tiendas de mascotas como un difusor enchufable o como un aerosol.
  • En algunos casos, los medicamentos recetados también pueden ser parte del plan de tratamiento recomendado para su perro. Esto siempre se hace en consulta con un conductista y un veterinario y debe ser parte de un plan de tratamiento más amplio que también incluya educación y cambios en el medio ambiente. Estos medicamentos se utilizan para reducir los niveles de ansiedad de su perro para que pueda salir de su estado de ansiedad y sentirse lo suficientemente seguro como para concentrarse y aprender los nuevos comportamientos que está tratando de enseñarle.
¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir