Comida para perros para enfermedades renales

La dieta es una parte importante del tratamiento de la enfermedad renal crónica en perros. Si tiene un perro con enfermedad renal crónica, es importante trabajar en estrecha colaboración con su veterinario para asegurarse de que su dieta sea adecuada. Las dietas renales terapéuticas pueden ayudar a retrasar la progresión de la enfermedad renal e incluso aliviar algunos síntomas.

Enfermedad renal en perros

La enfermedad renal (a veces denominada insuficiencia renal o enfermedad renal) ocurre en los perros cuando los riñones dejan de funcionar correctamente. Los riñones de un perro juegan un papel importante en el cuerpo para:

  • filtrar los desechos del torrente sanguíneo y excretarlos en la orina
  • ayudar a mantener el equilibrio de electrolitos y pH en la sangre
  • producir hormonas y enzimas que ayudan a regular algunas funciones corporales

La enfermedad renal en perros puede ser aguda o crónica. La enfermedad renal aguda tiende a desarrollarse repentinamente y, a menudo, ocurre como resultado de la exposición a toxinas, infecciones, traumatismos o algún otro proceso de enfermedad en el cuerpo. La enfermedad renal aguda es muy grave y no todos los perros sobreviven, incluso con el tratamiento adecuado. Aquellos que se recuperan pueden terminar con enfermedad renal crónica.

La enfermedad renal crónica (ERC) es el resultado de cambios degenerativos en los riñones que afectan su capacidad para funcionar correctamente. La enfermedad se desarrolla gradualmente y empeora con el tiempo, lo que finalmente conduce a la muerte. La ERC hace que los productos de desecho se acumulen en la sangre porque los riñones no pueden filtrarlos adecuadamente en la orina. Se llama uremia y puede hacer que los perros se sientan muy enfermos.

No existe cura para la enfermedad renal crónica en perros. Sin embargo, hay formas de tratar la ERC y retrasar su progresión. Los veterinarios a menudo usan una combinación de tratamientos para tratar la ERC en perros. Esto incluye una dieta terapéutica que puede ayudar a un cuerpo con riñones que funcionan mal.

dieta y enfermedad renal

Los perros con CKD requieren una nutrición adecuada para mantener la masa corporal y apoyar la función corporal y este es uno de los aspectos más importantes a manejar. Las dietas renales terapéuticas funcionan para reducir el desarrollo de la uremia y retrasar la progresión de la enfermedad renal al tiempo que proporcionan más calorías para mantener el peso.

Leer más:  ¿Pueden los perros comer nueces?

Cuando estas dietas son efectivas, pueden mejorar en gran medida la calidad de vida de un perro e incluso aumentar su esperanza de vida. En comparación con la comida normal para perros, existen algunas diferencias clave en la composición de estas dietas diseñadas para ayudar a los perros con ERC.

proteína

Todos los perros necesitan proteína en su dieta, pero demasiada proteína puede empeorar la enfermedad renal. Esto se debe a que los riñones procesan y descomponen las proteínas de la dieta. Menos proteína en la dieta reduce la carga de trabajo de los riñones y minimiza los desechos que ingresan al torrente sanguíneo. Sin embargo, el contenido de proteínas del alimento debe ser suficiente para satisfacer las necesidades nutricionales del perro.

fósforo

El fósforo de la dieta también se procesa en los riñones y está estrechamente relacionado con las proteínas. Los riñones disfuncionales no pueden procesar adecuadamente el fósforo, lo que lleva a niveles sanguíneos altos y peligrosos. Las dietas bajas en proteínas también son bajas en fósforo. Sin embargo, los análisis de sangre pueden mostrar que los niveles de fósforo de un perro aún son demasiado altos. En estos casos, es posible que sea necesario agregar un aglutinante de fósforo a la dieta del perro para reducir la cantidad restante en el torrente sanguíneo.

potasio

La enfermedad renal crónica a menudo causa niveles bajos de potasio en los perros. Esto puede provocar pérdida o debilidad muscular, bajos niveles de energía y mala calidad de vida. Las dietas renales terapéuticas a menudo se complementan con potasio adicional. Su veterinario también puede recomendarle un suplemento oral de potasio por separado.

sodio

Los perros con enfermedad renal crónica a menudo desarrollan hipertensión (presión arterial alta) como complicación. La presión arterial elevada puede empeorar la enfermedad renal e incluso provocar un derrame cerebral. Los perros con ERC deben comer dietas bajas en sodio para reducir el riesgo de presión arterial alta o para bajar la presión arterial que ya es alta. Las dietas renales terapéuticas son bajas en sodio por este motivo.

Leer más:  Cómo elegir la comida para perros adecuada

Ácidos grasos omega-3

Los ácidos grasos omega-3 a veces se agregan a las dietas renales o se complementan por separado. Se cree que reducen la inflamación y el estrés en los riñones, lo que ralentiza la progresión de la enfermedad renal crónica.

agua

Los riñones que funcionan mal no pueden filtrar adecuadamente los desechos de la sangre a la orina. Además, los riñones no pueden concentrar la orina. Esto envía señales de sed al cuerpo, lo que permite que entre más agua en el sistema. Los perros con CKD generalmente experimentan un aumento de la sed y la micción, por lo que es útil agregar agua a la dieta. Su veterinario puede recomendar alimentarlo con una fórmula de riñón húmedo o agregar agua a una fórmula de riñón seco.

Cómo alimentar a los perros con enfermedad renal

Es importante que los perros con enfermedad renal crónica consuman suficientes calorías y nutrientes de forma regular. Si su veterinario recomienda una dieta especial para apoyar la dieta renal de su perro, es importante introducir la nueva dieta gradualmente mientras retira a su perro de la dieta habitual.

Algunos perros tienen poco apetito poco después del diagnóstico de ERC. Su veterinario puede recomendarle comenzar otros tratamientos primero para que su perro se sienta mejor antes de comenzar una dieta especial. Durante el tratamiento, es importante asegurarse de que su perro esté comiendo bien. Hable con su veterinario si su perro es reacio a comer la dieta especial para riñones; Pueden recomendar cambiar las marcas de alimentos o recetar un estimulante del apetito.

Existen varias dietas comerciales para perros con enfermedad renal. La mayoría de estas son dietas terapéuticas especialmente diseñadas que solo están disponibles a través de su veterinario. Las marcas comerciales más comunes son Hill's Prescription Diets, Royal Canin Veterinary Diets y Purina ProPlan Veterinary Diets. Para ahorrar tiempo y dinero, su veterinario probablemente pueda ayudarlo a configurar pedidos de alimentos a través de un sitio web que venda estos alimentos.

Leer más:  Los perros pueden comer Papaya: ¿Beneficios?

Algunos dueños de perros quieren preparar una dieta casera para sus perros, especialmente si el perro es quisquilloso con la comida o tiene otras restricciones dietéticas. Asegúrese de discutir recetas e ingredientes con su veterinario antes de intentar una dieta casera. La dieta debe ser completa, equilibrada y correctamente formulada para perros con ERC.

para evitar los alimentos

restos de mesa generalmente no se recomiendan para todos los perros. Algunos alimentos humanos pueden ser poco saludables o incluso tóxicos. Los perros sanos pueden disfrutar con seguridad de algunas sobras como carne magra, arroz o pasta suaves y algunas frutas y verduras. Sin embargo, los perros con enfermedad renal crónica no pueden disfrutar con seguridad de las mismas sobras. Muchos alimentos para humanos son demasiado altos en sodio y/o proteína para ser seguros para los perros con ERC. Pregúntele a su veterinario si hay alimentos para humanos que sean seguros para alimentar a su perro sin efectos adversos en los riñones.

comida y golosinas para perros que están diseñados para perros sanos no son necesariamente buenos para perros con enfermedad renal crónica. Pregúntele a su veterinario qué alimentos y golosinas son seguros. Es posible que su veterinario incluso pueda ayudarlo a encontrar golosinas para perros hechas con una fórmula terapéutica para el riñón.

También es importante asegurarse de que su perro no ingiera accidentalmente alimentos que puedan causarle daño. Es posible que deba alimentar a otras mascotas por separado para mantener su comida fuera del alcance. La comida para gatos puede ser particularmente poco saludable ya que tiende a ser rica en proteínas y también tiende a causar malestar estomacal al perro, lo que provoca diarrea y deshidratación (una situación peligrosa para un perro con enfermedad renal crónica).

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir