Cómo elegir los mejores masticables para perros

La mayoría de la gente sabe que a los perros les encanta masticar. Masticar es un comportamiento natural para todos los perros. Les permite explorar el mundo que les rodea, ejercitar sus mandíbulas e incluso cepillarse los dientes. Sobre todo, los mantiene mentalmente ocupados y alivia el aburrimiento.

Sin embargo, cuando los perros carecen de los objetos adecuados para masticar, puede provocar una masticación destructiva y otros problemas de comportamiento. Proporcionar suficientes juguetes masticables para perros es una forma de permitir que su perro satisfaga su necesidad natural de masticar cosas. Brindarle a su perro masticables sabrosos y comestibles es otra forma de satisfacer la necesidad de masticar de su perro y al mismo tiempo ofrecerle un sabroso manjar.

Con tantos tipos de masticables en el mercado, puede ser difícil decidir cuáles son los masticables más seguros y saludables para su perro. Si bien ningún masticable para perros está exento de riesgos, algunos son más saludables que otros.

advertencia

Supervise siempre a su perro cuando le dé de comer masticables para asegurarse de que no se trague piezas grandes que puedan causar una obstrucción gastrointestinal o lesionarse, ya que algunos masticables pueden provocar la rotura de los dientes o lesiones en la boca.

evitar que el perro mastique

Si bien ninguna masticación para perros es 100 por ciento segura, algunas son particularmente peligrosas.

  • Masticables no digeribles, como masticables de plástico duro o nailon: Como regla general, cualquier masticación no digerible tiene una alta probabilidad de causar al menos una obstrucción gastrointestinal o indigestión. Masticables para perros de plástico duro o nailon a menudo son demasiado duros y pueden dañar los dientes. También desarrollan bordes ásperos al masticar, lo que puede provocar lesiones. Estos juguetes no son digeribles y causarán obstrucción o daño GI si se consumen.
  • Masticables demasiado duros: Si cree que la masticación es demasiado difícil para que su perro muerda un trozo y trague, entonces probablemente sea demasiado difícil para su perro masticarla. Masticar muy fuerte puede provocar dientes rotos o lesiones en la boca. Como regla general, los masticables que dolerían si los golpeara en la rodilla son demasiado difíciles para su perro.
  • Pezuñas, astas y huesos de animales: partes duras de animales Los huesos cocidos en particular representan el mayor riesgo para los dientes y el tracto gastrointestinal de su perro, ya que son muy duros e indigestos. Si su perro no se rompe un diente primero, es posible que se las arregle para romper un pedazo y recogerlo. Algunos cuernos de animales (como los cuernos de búfalo o cabra) se ablandan y se desgastan un poco mientras los perros los mastican. Estos pueden ser menos peligrosos para los dientes y más fácilmente tolerados por el tracto gastrointestinal. Sin embargo, deben usarse con extrema precaución.
  • cuero crudo: Esta es una masticación algo controvertida. Aunque a muchos perros les va bien con el cuero sin curtir, es importante darse cuenta de que los trozos grandes de cuero sin curtir no se digieren fácilmente y pueden causar obstrucción o irritación del tracto gastrointestinal. Además, el cuero sin curtir a menudo se trata con productos químicos potencialmente dañinos. Sin embargo, hay algunas excepciones. Algunos tipos de cuero sin curtir son desarrollados especialmente por veterinarios para seguridad y digestibilidad. Pídale a su veterinario más información sobre masticables de cuero crudo seguros que pueden ayudar a mantener los dientes limpios.

Foto: Kelly Leigh Miller. © El abeto, 2018

Masticables digeribles para perros

Hay muchos masticables en el mercado hoy en día que pueden considerarse más seguros para los perros, ya que son digeribles y no demasiado duros para los dientes. Es importante recordar que incluso grandes porciones de masticables digeribles pueden causar molestias o bloqueos gastrointestinales. Supervise siempre a su perro después de masticar. Si el perro parece estar tragando trozos grandes, deja de masticar. Además, si el perro desarrolla vómitos, diarrea u otros signos de enfermedad, consulte a su veterinario de inmediato.

Lo positivo de los masticables saludables, por supuesto, es su mayor seguridad. Sin embargo, la desventaja es que no duran mucho y tienden a ser más caras que los huesos y las pezuñas. Para ahorrar dinero, intente equilibrar entre juguetes para masticar y masticables comestibles. A los masticadores agresivos les puede ir bien con algo como un Kong Ultra lleno de comida, Bully Sticks, tráqueas de res o masticables dentales con sabor.

  • Palos de cara a cara: Este es uno de los masticables para perros más populares en la actualidad. Hechas de pizza de carne de res (sí, eso significa pene), son densas, sabrosas y vienen en una variedad de tamaños. Los Bully Sticks se encuentran entre los masticables más duraderos y seguros, y a los perros les encanta el sabor y la textura. Para los masticadores agresivos, los bullysticks trenzados tienden a durar más. Las desventajas de los bullysticks son que pueden ser un poco caros y huelen bastante mal. Además, algunos expertos se preocupan por su seguridad frente a la contaminación bacteriana. Busque bullysticks de fuentes confiables. Y prueba los Bully Sticks de bajo olor para salvar tu nariz.
  • Tráquea de res: A veces llamados "vientos" o "tubos mour", las tráqueas bovinas están compuestas principalmente de cartílago y contienen glucosamina y condroitina, que benefician a las articulaciones. Las tráqueas de res duran casi tanto como los palos de matón, pero realmente depende del perro. También pueden ser más caros que los bastones de matones, aunque no huelen tan mal.
  • Otras partes de animales: Estos pueden ser buenos o malos dependiendo de la fuente. En caso de duda, pregúntele a su veterinario sobre la seguridad de un masticable. Como regla general, los masticables más seguros son para partes de animales como aortas, tendones, esófago y callos. Las orejas son más controvertidas ya que están más cerca del cuero sin curtir en términos de digestibilidad (además, las orejas de cerdo tienden a tener un alto contenido de grasa). Algunos cuernos de animales se ablandan cuando se mastican y se trituran en pedazos pequeños que son digeribles, pero estos deben usarse con precaución.
  • Masticables de dientes con sabor: Greenies o N-Bones consisten en ingredientes digeribles como gluten de trigo, maicena y harina de carne o aves. Estos ingredientes se consideran totalmente comestibles; sin embargo, debido a alergias o preferencias del propietario, no son ideales para perros que deben seguir una dieta estricta sin cereales. Estos masticables también tienden a ir muy rápido, especialmente con masticadores agresivos.

¿Qué masticables son mejores para tu perro?

Tenga en cuenta que no existe una masticación adecuada para todos los perros. Para perros con sobrepeso o aquellos con estómagos sensibles, puede ser mejor quedarse con juguetes masticables no comestibles. Con perros sanos pero selectivos, es posible que deba probar algunos tipos diferentes de masticables antes de descubrir qué funciona mejor para su perro. En general, los perros sanos y poco exigentes probablemente disfrutarán un poco de todo. Solo asegúrese de que ninguna golosina o masticación represente más del 10 por ciento de la dieta de su perro.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  ¿Puede mi perro comer sandía?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir