Cómo entrenar a tu perro de refugio o rescate

Si acaba de adoptar un perro de un refugio de animales, un grupo de rescate u otra organización, ¡felicidades! Los perros adoptados de un refugio o rescate de animales pueden ser mascotas maravillosas. No importa la razón por la que terminaron en el refugio, con un poco de tiempo, paciencia y entrenamiento, los perros del refugio pueden convertirse en miembros felices y equilibrados de la familia.

Entrenar a su perro de rescate es una prioridad. Pero, ¿los perros de rescate son más difíciles de entrenar? Depende de. Su perro recién adoptado puede o no haber tenido ya algún nivel de entrenamiento de obediencia. También es posible que algo en su pasado esté desencadenando problemas de conducta. Por eso es importante que se tome el tiempo para entrenar y socializar a su compañero recién adoptado.

Espere un período de ajuste

Cuando adoptas un cachorro o un perro de un refugio de animales, tienen una historia. Tenga en cuenta que el estrés de estar en un refugio, combinado con todo lo que el perro ha experimentado en su pasado, puede hacer que sea un cachorro menos seguro en su nuevo entorno. Por eso es importante conocer algunos consejos para dar la bienvenida a un perro de rescate en su hogar y asegurarse de que su nuevo perro se sienta seguro y cómodo.

  • La paciencia es la clave: Planee darle a su mascota algo de tiempo para que se acostumbre a su nuevo hogar y familia mientras aprende a entrenar a un perro de rescate. Los perros pueden tardar desde unas pocas horas hasta varios meses en adaptarse a la vida en un lugar nuevo. Si eres paciente y tranquilo, tu perro se sentirá seguro.
  • La previsibilidad importa: Trate de mantener las cosas consistentes y predecibles en el nuevo entorno durante el período de ajuste, ya sean horas o meses. Cambiar las rutinas puede estresar a tu nuevo perro. Por ejemplo, mantenga su comida en un lugar y manténgala en ese lugar, en lugar de tratar de encontrar el lugar "perfecto" para el plato de comida y agua. Lo mismo ocurre con la ropa de cama.
  • La comodidad cuenta: Haz que tu nueva mascota esté lo más cómoda posible. Esto ayudará a que su perro se sienta seguro en casa. Proporcione mucha comida y juguetes, y si lleva a su perro en una jaula, asegúrese de que esté equipado con una cama para perros de espuma gruesa y mantas acogedoras.
  • Festival del perro por la seguridad: Mantener a su perro seguro y fuera de problemas tan pronto como entre por la puerta contribuirá en gran medida a crear una mascota segura de sí misma. Agregue cerraduras a prueba de niños en las puertas de los gabinetes con equipo de limpieza, levante las plantas de interior del suelo para que el perro no tenga la tentación de cavar en la tierra y mantenga las puertas cerradas en las habitaciones que no quiere que encuentre su nueva mascota curiosa.

Pon límites

Recuerda que el adiestramiento comienza el día que tu nuevo perro llega a casa. Puede ser tentador acariciarlo durante la primera semana para tratar de compensar el tiempo que pasa en el refugio. ¡No lo hagas!

Si permite que su perro del refugio tenga ciertos comportamientos cuando lo trae a casa por primera vez, encontrará que es mucho más difícil enseñarle a hacer esas cosas más tarde. Esto incluye algunas de las cosas más obvias, como defecar en la alfombra o masticar las patas de la mesa. Establezca los límites de su perro desde el principio y asegúrese de que toda la familia los conozca y los haga cumplir.

obtener un horario

A los perros les gusta la rutina. Un perro que ha estado en un refugio durante las últimas semanas o más puede haber estado parcialmente estresado porque su vida se ha vuelto tan impredecible. Al establecer una rutina de alimentación, caminar, jugar y acostarse, puede comenzar a darle algo de estabilidad a su perro. En la mayoría de los casos, esto ayudará mucho al perro a adaptarse a su nuevo hogar.

Supongamos que no tiene entrenamiento.

Trate a su perro del refugio de la misma manera que trataría a un nuevo cachorro que llega a su casa. Suponga que nunca ha sido entrenado. Incluso si el perro ha tenido entrenamiento de obediencia en el pasado, es posible que necesite un repaso después de todo lo que ha pasado.

Lo mejor es asumir que su perro no sabe nada. De esa manera, te sorprenderá gratamente si el perro ya sabe algunos comandos básicos o si ya está domesticado. Sin embargo, no prepararás al cachorro para el fracaso con expectativas demasiado altas.

Asegúrese de entrenar a su nuevo perro con refuerzo positivo. Mantenga los entrenamientos optimistas y sin estrés.

Programe un entrenamiento de caja

Al igual que con un cachorro nuevo, debe introducir a su perro del refugio al entrenamiento con jaula lo antes posible. De esta manera, puede trabajar en el allanamiento de morada y estar seguro de que el perro no causará ninguna travesura si se deja desatendido.

Una jaula para perros también es útil, ya que le da a su perro de refugio su propio espacio. Entre quedarse en un refugio de animales y llegar a un nuevo hogar, tu perro puede sentirse extremadamente estresado. Tener un lugar donde retirarse cuando se siente abrumado puede ser de gran ayuda para ayudar al perro a adaptarse.

Apúntate al curso de obediencia

Si bien su perro del refugio puede tardar un tiempo en adaptarse a su nuevo hogar, eso no significa que deba posponer su participación en un programa de obediencia. Por el contrario, las sesiones regulares de entrenamiento pueden ayudar a que los perros se acostumbren a una rutina.

Comenzar un programa de ejercicios también puede ayudarlo a establecer límites para su perro desde el principio. Una clase de obediencia prepara al perro para un buen comportamiento y le facilita convertirse en un miembro feliz y saludable de su familia. Recuerde que los perros se sienten más cómodos cuando conocen las reglas. Los perros anhelan la estructura y la previsibilidad, por lo que entrenar a su nuevo perro desde el principio es una de las mejores cosas que puede hacer por su nueva mascota.

problemas y prueba de conducta

Un perro de rescate puede experimentar algunos problemas de comportamiento. Estos son los problemas de adaptación más comunes que usted y su perro pueden tener:

  • Conexión: Aunque el entrenamiento debe comenzar de inmediato, también debe abordarlo a un ritmo con el que su perro se sienta cómodo. Es posible que algunos perros no estén listos de inmediato para una clase formal de obediencia, y es posible que le resulte mejor trabajar en la vinculación con su perro en casa durante las primeras semanas. Todavía puedes usar técnicas básicas de entrenamiento sin la ayuda de un entrenador profesional.
  • Socialización: Socializar a su perro es importante, pero puede ser otro desafío con los perros de rescate. Al igual que con el entrenamiento, es importante que tu perro se acostumbre a los entornos, las personas y otros animales que pueda encontrar en su nueva vida contigo. Esto también debe hacerse lentamente y dentro del nivel de comodidad de su perro.
  • Embalaje: Una jaula puede ser difícil para tu perro, especialmente si el dueño anterior la usaba como lugar de castigo o si pasaba demasiado tiempo en ella. Haga que su entrenamiento con jaula sea una experiencia positiva y no fuerce al perro a hacerlo al principio si se muestra reacio.
  • A la vista: Mientras el perro se adapta a su nuevo hogar, siempre debes supervisarlo, especialmente cuando estás afuera. Incluso si tiene un patio cercado, el perro puede sentir curiosidad o asustarse por los sonidos, las imágenes y los olores fuera del límite. Si se sale, su perro tendrá dificultades para encontrar el camino de regreso a su nuevo hogar, ya que no conoce el territorio.

Errores comunes

Algunos de los errores más comunes que cometen los nuevos dueños de perros de rescate están relacionados con asumir demasiado (o muy poco) sobre el pasado del perro. No todos los perros de un refugio tenían un pasado traumático y, por otro lado, no todos estaban debidamente entrenados o socializados. En todos los aspectos del cuidado de su perro, suponga que es una pizarra en blanco que espera su guía, entrenamiento y amor.

Puede ser útil preguntar sobre el historial del perro antes de la adopción, pero esta información aún debe tomarse con cautela. Después de todo, es posible que el personal del refugio solo tenga detalles limitados sobre su pasado, y es probable que su única interacción con el perro haya sido en el entorno del refugio, que es muy diferente a un hogar. ¡Comience desde cero y construirá una mejor relación con su cachorro!

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Cómo enseñar a tu perro a ir al baño a caminar en un solo lugar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir