Cómo socializar a tu perro o cachorro

La socialización del perro es una parte esencial para criar a un cachorro y convertirlo en un adulto feliz y equilibrado. Una vez que haya traído a su nuevo cachorro a casa, tendrá la oportunidad de ayudar a dar forma al desarrollo social de su cachorro. Los perros adultos también pueden ser socializados, solo toma un poco más de tiempo y debe hacerse con más cuidado. Esto es lo que necesita saber.

¿Qué es la socialización en los perros?

La socialización del perro es el proceso de exponer y aclimatar a un perro a una variedad de situaciones que puede encontrar a lo largo de su vida. El objetivo de la socialización es enseñar a un perro cómo interactuar adecuadamente con las personas y otros animales, y cómo lidiar con nuevas experiencias y entornos sin volverse temeroso o temeroso.

La socialización es una parte esencial del desarrollo de un perro y puede ayudar a prevenir problemas de comportamiento como el miedo, la reactividad y la agresión.

El momento ideal para socializar a un cachorro es entre las tres y las 14 semanas de edad. Se considera que este grupo de edad es el período crítico de socialización para los cachorros: sus cerebros son más receptivos a las nuevas experiencias y, por lo general, pueden aprender sin mucho miedo. Después de alrededor de 14 a 15 semanas, a los cachorros les resultará más difícil adaptarse a nuevas situaciones y pueden desarrollar problemas de comportamiento. Sin embargo, la socialización también es importante para los perros adultos que han tenido una exposición limitada a nuevas experiencias y entornos.

La socialización del perro se puede realizar de forma controlada y positiva a través de la exposición a diferentes personas, animales y entornos.

Cómo socializar a tu cachorro

Socializar a un cachorro es una parte importante de su desarrollo y puede ayudarlo a convertirse en un perro adulto seguro y bien adaptado. Dado que los cachorros son más receptivos a la socialización entre las edades de tres y 14 semanas, es importante comenzar a socializar a su cachorro lo antes posible.

La socialización temprana ocurre entre las tres y las seis semanas de edad con la madre y los compañeros de camada del cachorro, así como con el criador o el cuidador humano. Una vez que hayas traído a tu nuevo cachorro a casa, es hora de que te hagas cargo. La socialización debe hacerse con cuidado para mantener a su cachorro seguro, saludable y feliz.

visitas al veterinario

La oficina del veterinario es uno de los primeros lugares nuevos que tu cachorro visitará después de entrar a tu casa. Estas visitas tempranas al veterinario son importantes para su salud y desarrollo social. Trabaje con su veterinario para que estas visitas sean positivas y divertidas. Ofrezca muchas golosinas y elogios para construir una conexión positiva con el veterinario.

Lleve golosinas de alta recompensa como mantequilla de maní y queso untable bajo en grasa para usar durante estas visitas para que su cachorro aprenda a asociar cosas realmente geniales con el veterinario. Hable con su veterinario acerca de los suplementos y otros productos, como las feromonas, que pueden ayudar a aliviar el estrés asociado con la transición de la madre y los compañeros de camada a sus hogares finales. Además, discuta cosas como el entrenamiento con jaulas, el entrenamiento en casa y cualquier otro tema que le preocupe.

Leer más:  Los 8 mejores cursos de adiestramiento canino en línea de 2022

También puede buscar veterinarios certificados Fear-Free en su área. Estas personas y hospitales han recibido capacitación adicional para que la atención veterinaria de mascotas y humanos sea lo menos estresante y positiva posible.

Limite la exposición a animales desconocidos

Los cachorros necesitan vacunas y desparasitación a las 6 y 16 semanas de edad. Hasta que estas vacunas iniciales estén completas (alrededor de las 16 semanas de edad), los cachorros aún son susceptibles a la enfermedad. Esto significa que no deben estar expuestos a animales desconocidos o sus excrementos. Evite los parques (incluidos los parques para perros) y cualquier otro lugar donde los perros se reúnan en público.

Su cachorro puede, y debe, conocer a otros perros, pero es importante asegurarse de que los perros que le presenta estén sanos, vacunados y sean amigables. Las experiencias negativas pueden provocar un aumento de la ansiedad en todos los perros si la experiencia ocurre durante este momento crítico. Considere la posibilidad de hacer reuniones de cachorros con amigos y sus perros. Hable con su veterinario sobre otros lugares seguros para socializar a su cachorro.

clases de cachorros

Las clases de entrenamiento para cachorros, a veces llamadas "guarderías para cachorros", generalmente están disponibles en tiendas de mascotas locales, instalaciones de entrenamiento para perros, algunas clínicas veterinarias y casas de huéspedes. Solo se debe permitir que los cachorros sanos con las vacunas vigentes asistan a estas clases de socialización y solo se deben usar técnicas de socialización y entrenamiento de refuerzo positivo. Esto lo convierte en un entorno seguro para su cachorro. El objetivo principal de estas clases es socializar a su cachorro con otros cachorros y personas. Es posible que se enseñen algunos consejos básicos durante estos cursos, pero la atención se centrará en la creación de vínculos y las bases para la formación futura.

Exposición a diferentes ambientes y situaciones.

Su cachorro necesita experimentar una variedad de imágenes, sonidos y olores en el mundo. Cosas como el tráfico, las obras de construcción y los edificios grandes pueden asustar a los perros cuando los encuentran por primera vez, pero los cachorros jóvenes pueden aprender a aceptar estas cosas a través de una exposición gradual y suave y un refuerzo positivo.

  • Lleve a su cachorro a dar paseos en automóvil y a caminar a lugares como tiendas de mascotas y casas de amigos.
  • Visite al veterinario para una visita social alegre (sin vacunas, solo salude y ofrezca golosinas).
  • Presente a su cachorro a una variedad de personas de diferentes edades, tamaños y etnias que usan diferentes cosas (por ejemplo, sombreros y disfraces). Asegúrate de que estas personas sepan que estás socializando a tu cachorro y pídeles que se mantengan callados.
  • Preséntelos a otros perros y animales, pero asegúrese de que los otros perros sean amigables, saludables y que estén completamente vacunados.
  • Cuando su cachorro se encuentre con perros desconocidos, enséñeles a mantener la calma y concentrarse en usted en lugar de tirar de la correa para llegar a un nuevo perro.
Leer más:  Razones por las que los perros obtienen Zoomies

El refuerzo positivo es clave. Use golosinas y elogios para recompensar a su cachorro por su buen comportamiento al interactuar con personas y animales. También es importante controlar las reacciones de su cachorro en todo momento. Lleve un registro de sus interacciones con personas y animales para asegurarse de que se sientan cómodos y no abrumados. Aumente gradualmente la intensidad y la duración de las experiencias de socialización a medida que su cachorro se sienta más cómodo y confiado.

Infórmate sobre los signos sutiles de ansiedad e inquietud en los perros. Si nota alguno de estos signos durante su interacción con un estímulo, es importante retroceder y darle tiempo a su cachorro para que se calme y reevalúe la situación. Puede ser un buen momento para dejar de entrenar o volver a intentarlo con golosinas de mayor recompensa. Sin embargo, si persisten los signos de ansiedad y agitación, retire a su mascota de la situación por completo.

manejo de cachorros

Otro paso importante en el proceso de socialización es acostumbrar a tu cachorro a estar cerca de ellos. Las visitas al veterinario ayudarán con esto, pero es importante seguir practicando en casa.

Comience a manejar a su cachorro tan pronto como lo traiga a casa. Esto los ayudará a adaptarse a ser tocados y manipulados, haciéndolos más cómodos con las personas y reduciendo el riesgo de miedo y ansiedad a medida que envejecen.

  • Dedique tiempo a tratar la cabeza y el cuerpo de su cachorro, incluidas las orejas, los ojos, la boca, las patas y la cola. Esto los ayudará a acostumbrarse a la sensación y los preparará para el aseo y las visitas al veterinario.
  • Enséñele a su cachorro a sentirse cómodo con la sujeción manteniéndolo quieto con cuidado y recompensándolo por mantener la calma. Toleran mejor que los sujeten para arreglarse, cortarse las uñas y otras actividades.
  • Siempre trate a su cachorro con delicadeza y cuidado. Use una voz tranquila y tranquilizadora y evite movimientos bruscos o acciones repentinas que puedan sobresaltarlos o sobresaltarlos.
  • Premie a su cachorro por su buen comportamiento de manejo con golosinas, elogios y afecto para que asocie el manejo con experiencias positivas y se anime a permanecer tranquilo y relajado en futuras sesiones de manejo.
  • No Coloque a su perro de lado a la fuerza, inclínese hacia atrás o sosténgalo para enseñarle "dominancia". Esto aumenta la ansiedad y la ansiedad a tu alrededor y en realidad daña el vínculo que intentas formar con tu cachorro. Usar golosinas y elogios, e incluso permitir que su mascota tome decisiones sobre el manejo a través de ejercicios cooperativos de aseo, es la mejor y más segura manera de enseñarle a su cachorro a aceptar el manejo a largo plazo.

Lo más importante es que trate de ser paciente durante el período de socialización de su cachorro. La socialización lleva tiempo y es importante ser paciente con tu cachorro mientras se adapta a nuevas situaciones y experiencias. Socializar a tu cachorro es un proceso continuo. Así que expóngalo a nuevas experiencias a lo largo de su vida para asegurarse de que siga siendo un perro feliz y bien adaptado.

Cómo socializar perros adultos

Socializar a un perro adulto puede ser un poco más difícil que socializar a un cachorro, pero aún es posible con un poco de paciencia y esfuerzo. Antes de comenzar a socializar a su perro adulto, llévelo al veterinario para un chequeo para asegurarse de que esté sano y que todas las vacunas estén al día. Además, informe a su veterinario si tiene alguna pregunta sobre el comportamiento de su mascota. A veces, los medicamentos y suplementos contra la ansiedad mejoran el entrenamiento y la socialización en perros adultos. Su veterinario también puede recomendarle un conductista veterinario o un entrenador de refuerzo positivo que puede ser un buen recurso durante este proceso.

El proceso no es muy diferente de la socialización de un cachorro, pero debe hacerse gradualmente.

  • Tomar con calma. Comience presentando a su perro a nuevas personas y animales en un ambiente tranquilo y controlado. No apresure el proceso ni abrume a su perro con demasiadas experiencias nuevas a la vez.
  • Usar refuerzo positivo. Dale a tu perro golosinas y elogios para recompensar el buen comportamiento con las personas y los animales.
  • Practica el entrenamiento de obediencia. El entrenamiento de obediencia puede ayudar a tu perro a concentrarse y seguir señales, lo que puede facilitar la socialización.
  • monitorear interacciones. Lleve un registro de las interacciones de su perro con las personas y los animales para asegurarse de que se sientan cómodos y no abrumados.
  • Ser paciente. La socialización lleva tiempo y es importante ser paciente con su perro mientras se adapta a nuevas situaciones y experiencias.
  • Obtenga ayuda profesional. Si tiene problemas para socializar a su perro adulto, considere contratar a un entrenador de perros certificado o a un conductista que pueda trabajar con usted y su perro para desarrollar un plan de socialización.

Recuerda que socializar a un perro adulto puede llevar más tiempo que socializar a un cachorro, pero nunca es demasiado tarde para empezar. Con paciencia, refuerzo positivo y constancia, puede ayudar a su perro adulto a convertirse en un miembro de la familia feliz y equilibrado.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir