¿El aceite de oliva es bueno para los perros?

El aceite de oliva tiene una serie de beneficios para la salud de los humanos, y muchos de estos también se aplican a nuestros amigos de cuatro patas. Estos van desde fortalecer el sistema inmunológico hasta mejorar la condición del pelaje y la piel. Si bien siempre es importante controlar la ingesta calórica de su mascota, puede valer la pena agregar aceite de oliva a la dieta de su mascota con moderación.

Beneficios para la salud del aceite de oliva para perros

Entre los muchos beneficios del aceite de oliva para perros (y humanos) está el hecho de que es rico en fitonutrientes, así como en vitamina E y ácidos grasos omega-3. Puede ayudar a hidratar la piel de Fido y promover un pelaje brillante. Sin embargo, eso no significa que sea necesariamente una buena idea aplicar aceite de oliva directamente en el pelaje de su perro; es demasiado tentador para la mayoría de los perros, ya que solo quieren lamerlo.

Aquí hay algunos otros beneficios de incluir aceite de oliva en la dieta de su cachorro.

Apetito mejorado

Si su perro ha estado rechazando sus croquetas últimamente, un chorrito de aceite de oliva debería ser suficiente para transformar el sabor y la textura de su comida diaria y puede ser todo lo que necesita para despertar el apetito de su cachorro.

advertencia

Por supuesto, si su perro ha estado sin comer durante más de un día o muestra otros síntomas o comportamientos preocupantes, siempre debe consultar a su veterinario para que le aconseje.

la prevención de enfermedades

Todos queremos tener a nuestras queridas mascotas con nosotros el mayor tiempo posible, y ofrecer regularmente a tu perro una pequeña cantidad de aceite de oliva puede ayudar. Los estudios sugieren que los antioxidantes como la vitamina E pueden ayudar a proteger las membranas celulares de su perro del daño de los radicales libres. También podría prevenir la oxidación excesiva de las células, un proceso que conduce a daños en los tejidos y enfermedades más graves, como la demencia y las enfermedades cardiovasculares.

El consumo de aceite de oliva también se ha relacionado con la reducción del colesterol y la prevención del deterioro cognitivo.

Una pequeña dosis de aceite de oliva puede ayudar a mejorar la circulación y la respiración de tu perro, e incluso prevenir afecciones respiratorias como el asma. Como tal, las razas braquicefálicas (piense en Bulldogs y Shih Tzus) podrían beneficiarse de una pequeña cantidad de aceite de oliva en su dieta de forma regular.

Mejor salud digestiva

Debido a que actúa como laxante, pequeñas cantidades de aceite de oliva también pueden ayudar a estimular el sistema digestivo de su mascota si sufre de estreñimiento o indigestión. Solo asegúrese de introducir el aceite de oliva con moderación y retirarlo si su perro desarrolla diarrea, vómitos u otros síntomas gastrointestinales.

Posibles peligros del aceite de oliva para perros

Aunque puede tener beneficios para los perros, el aceite de oliva es muy rico en grasas. Por lo tanto, siempre existe el riesgo de aumentar de peso si su perro come en exceso con regularidad.

Debes asegurarte de no ofrecer aceite de oliva a tu mascota si ya tiene problemas de peso y, como siempre, consulta a tu veterinario antes de añadir aceite o cualquier otro "alimento popular" a la dieta de tu perro.

Si tu perro consume una gran cantidad de aceite de oliva, quizás si se le derrama una botella en el suelo, o si no lo añades a su dieta en cantidades suficientes, debes tener cuidado ya que puede provocar malestar estomacal y posiblemente diarrea. Comer demasiados alimentos grasos también puede provocar una afección potencialmente grave llamada pancreatitis.

Cómo ofrecer aceite de oliva a tu perro

La moderación es clave, y cualquier adición de aceite de oliva debe introducirse gradualmente y en cantidades muy pequeñas (una cucharadita o dos como máximo) diariamente.

La forma mejor y más fácil de incorporar el aceite de oliva en la dieta de su perro es agregar una cucharadita (que está bien para un perro de tamaño mediano, de 30 a 40 libras) a una comida.

El aceite de oliva se puede ofrecer semanalmente o incluso diariamente con la aprobación de su veterinario. Una raza más grande debería poder manejar hasta una porción diaria de una cucharada. Es mejor comenzar con una cantidad más pequeña para asegurarse de que su perro no reaccione mal y permitir que su sistema se acostumbre a este nuevo ingrediente.

Al elegir un aceite de oliva para su perro, generalmente es una buena idea elegir aceite de oliva virgen extra, ya que tiene menos acidez.

El aceite de oliva también se puede cambiar por aceite de pescado o aceite de coco, que también puede ofrecer una serie de beneficios para la salud de su perro.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Cáncer de piel en perros: síntomas, tratamiento y prevención

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir