El perro lobo de Cantabria

perro lobo cantabria

La Organización para la Conservación y Estudio del Lobo (Ascel) ha pedido que Cantabria retire al lobo la calificación legal de clase cinegética.

No es una petición novedosa, pero volvió a insistir en ella tras el fallo del Tribunal Supremo que derribó una sentencia del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) que apartaba a Ecologistas en Acción como legitimado para recurrir los proyectos de administración que aplica el Gobierno de Cantabria y que ordena a volver a sentenciar desde la consideración de que el cánido es una clase a asegurar.

Ignacio Martínez, gerente legal de una de las superiores organizaciones proteccionistas del lobo en el país, Ascel, no se ha detenido ahí, sino que cree que el fallo de la más grande instancia judicial de españa echa por tierra todos los proyectos de control de la clase que se aplican y piensa un varapalo además a todos los grupos parlamentarios que hace pocos días pidieron al Ministerio de Transición Ecológica que no introduzca al lobo en el catálogo de especies protegidas. En una dura afirmación, Ascel ha pedido a todos los diputados cántabros que entreguen su acta, excepto uno, el diputado socialista Javier García Oliva, quien se desmarcó de su partido y no apoyó el pronunciamiento de la Cámara.

El lunes pasado, la representante socialista Noelia Cobo repitió la posición de su partido proclive a “un consenso nacional” alrededor de la estrategia nacional que el Ministerio que dirige la socialista Teresa Ribera todavía no ha cerrado pero que tiene sobre la mesa un dictamen científico que sugiere integrar al lobo en el catálogo de las especies protegidas. Sin embargo, el pronunciamiento del Parlamento fue más allá de solicitar 'más diálogo' sino que se mostró en oposición a la incorporación del lobo en el catálogo, posición que en este preciso momento no tiene tanto consenso como la contraria. Por su lado, el diputado socialista Javier García Oliva declinó llevar a cabo votaciones.

Quien sí las hizo fué Ascel, cuyo gerente legal respondió a las cuestiones de elDiario.es Cantabria en los próximos términos:

¿Qué efectos servibles a corto período ha de tener la sentencia?

En abril, el TSJ de Cantabria se lavaba las manos y no entraba a apreciar los controles de población de lobos ya que sentenciaba que Ecologistas en Acción de Cantabria no poseía derecho a pleitear contra los controles poblacionales de lobo organizados en la zona porque el lobo está calificado como una clase cinegética en la zona y esa organización no se encontraba legitimada para eso. En esa sentencia se les denegó el derecho a pleitear pero contó con un voto especial, el del presidente de la salón juzgadora, que no solo dijo que poseían ese derecho, sino que además les dio la causa en el fondo del asunto: los controles denunciados fueron a su juicio ilegales, y que el lobo es una clase cuidada desde 1986 en España y por la Directiva Hábitats.

Leer más:  Pitsky ⋆ Historia, fotos y más

En este momento el Supremo termina de ofrecer la causa a los ecologistas y falla que sí tienen ese derecho, porque de esta forma lo contempla la legislación de españa y una directiva social que brinda derecho a la justicia gratis a las asociaciones ambientalistas en asuntos ambientales. De tal forma que el Supremo retrotrae las actuaciones al punto previo, y ordena al Tribunal de Justicia de Cantabria a volver a investigar el asunto, es decir, volver a sentenciar. Hablamos de sentenciar el modelo previo de aprovechamientos cinegéticos, previos al plan de administración vigente y a ámbas últimas resoluciones de control de lobos.

¿Se ha de comprobar la calificación como 'cinegética' de la clase?

Por supuesto. Porque las especies protegidas por definición no tienen la posibilidad de ser cinegéticas. Además un reciente dictamen de un Comité Científico del Ministerio para la Transición Ecológica sugiere su incorporación en el decreto que tiene dentro a todas las especies con régimen de custodia particular.

¿Se ha de anular el de hoy Plan de Gestión?

Tanto el plan de administración como las resoluciones de control están judicializadas por Ascel en el TSJ de Cantabria, por lo cual el TSJ no puede abstraerse de sus responsabilidades.

El Gobierno de Cantabria sabe que la calificación de 'cinegética' funciona con la custodia que dicta Europa. ¿Cómo valora la oposición del Gobierno de Cantabria?

Los causantes públicos no tienen la posibilidad de socavar el derecho constitucional a un medio ámbito saludable (Art. 45) , no tienen la posibilidad de sistemática y recurrentemente con dinero público estafar a la ciudadanía manipulando el espíritu y la aplicación de las leyes ambientales, y además están incumpliendo las normas de rango superior, interpretándolas ilegalmente a su antojo.

Leer más:  Perros Chorkie

El lobo en Cantabria no puede ser jamás una clase cinegética porque una clase cuidada no puede ser cinegética. El Gobierno de Cantabria considera la excepcionalidad la norma. Lo que facilita la Directiva Lugares donde habitan son medidas de administración, pero con una condición 'sine qua non': mientras que el estado de conservación del lobo sea conveniente (y en España no es así, de acuerdo con la UE) y jamás con utilidades como la caza y controles, como perversa e ilegalmente asimila y fusiona el Gabinete de Revilla. La caza no es administración, es un aprovechamiento recreativo mortal de un grupo de autodenominados deportistas, que los festivos y últimos días de la semana van a matar animales salvajes. La administración es otra cosa, necesita cualificación, evaluación de las acciones, y con animales protegidos jamás ha de ser mortal. Nada de eso es efectuado por el Gobierno de Cantabria (ni por ningún otro gobierno).

La caza no es administración, es un aprovechamiento recreativo mortal de un grupo de autodenominados deportistas que los festivos y últimos días de la semana van a matar animales salvajes

¿Cómo valora que el PSOE, salvo un diputado, cuestionara los trabajos que está llevando a cabo el Ministerio para integrar el lobo en el catálogo?

En tiempos de pandemia, los ciudadanos hemos por último comprendido que el saber científico es fundamental para la toma de medidas de administración y que es requisito ecosistemas saludables y biodiversos, todos menos nuestros representantes públicos. Los parlamentarios de Cantabria demuestran ceguera a la ciencia, ignoran deliberadamente un dictamen de un Comité Científico sin dependencia y de tema nacional que concluye que el lobo es una clase cuidada y debe estar agregado en el Real Decreto 139/2011. El saber científico demostró que matar lobos es contraproducente en todos los objetivos que en teoría se persigue en la administración del lobo en Cantabria, o sea, achicar la incidencia del lobo sobre la cabaña ganadera, la caza ilegal y la optimización de la percepción popular de la clase. Matar lobos produce todo lo contrario: más perjuicios, más caza ilegal y conflicto popular. Y además es ilegal.

¿Cree que la ciudadanía tiene esa percepción?

Todos ellos tendrán rendir cuentas frente la ciudadanía que eminentemente pide primero la custodia rigurosa del lobo y segundo, que el área primario se adecúe a coexistir con el lobo, y que para eso se articulen medidas de prevención, sin que a cambio se permita matar lobos.

Leer más:  ¿Los perros sienten o tienen cosquillas?

Aplaudimos al diputado que votó en contra porque no se dejó llevar por una proposición no de ley que partía de un supuesto falaz e ilegal, lo cual desmonta todo el alegato y relato subsiguiente. El lobo es una clase en estado de conservación desfavorable e indebido en España y en Cantabria, de acuerdo con la UE, tiene un achicado número de grupos en toda Cantabria, jamás va a haber plagas de lobos por su condición de clase apical de los ecosistemas, no piensa una dolencia a la ganadería si ésta se maneja como corresponde y solo es un inconveniente para ganaderos que no son buenos expertos recogiendo el ganado de noche, fomentando el cura y teniendo medios de prevención (perros mastines, pastores eléctricos, etc.). La ciudadanía soporta con sus impuestos la PAC (40% del presupuesto de la UE) para sostener un área que, si pide matar lobos como satisfacción, se está auto declarando insostenible e ilegal por definición. Que anoten los clientes causantes.

¿Qué consecuencia plus en el tema político?

Todo lo que se dijo desmonta al PSOE de Cantabria, y por extensión al populismo del resto de la Cámara Cántabra, que debería estar presentando la renuncia a sus actas como parlamentarios por irresponsabilidad pública. Independientemente de esto, el pronunciamiento del Parlamento de Cantabria en la PNL revela el esperpento en el que se convirtió un Parlamento regional y la escasa perspectiva de miras, porque no ya no es una manifestación política de pretensiones sin paseo legal porque es imposible quebrantar el ordenamiento jurídico europeo y nacional que asegura al lobo.

¿Qué encontronazo va a tener la sentencia del Supremo en los elementos judiciales en curso como el anunciado contra las últimas 'extracciones' aprobadas?

Este fallo del Supremo es el enésimo reconocimiento a que la legislación ambiental europea no puede degradarse e incumplirse por antojos sectoriales de gobiernos autonómicos que no asumen sus responsabilidades y aplican la ley moldeándola a los intereses sectoriales de grupos inferiores. La ciudadanía reclama otro modelo de administración con nuestro patrimonio natural. El lobo es una clase cuidada y no puede desprotegerse por medio de la caza y los controles.

 

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Política de Cookies