Fatiga por calor en perros

agotamiento por calor es un término para un sobrecalentamiento moderado. Es muy importante conocer las señales para saber cuándo buscar ayuda y prevenir problemas más graves. Al igual que los humanos, los perros pueden tener muchos efectos en la salud debido al sobrecalentamiento, que puede variar leve a potencialmente mortal. Si sabe qué buscar, puede intervenir rápidamente y ayudar a su cachorro recibiendo tratamiento de inmediato.

¿Qué es el agotamiento por calor?

El agotamiento por calor son los efectos moderados del sobrecalentamiento. En general, se utilizan tres categorías para describir los signos de sobrecalentamiento, comenzando con la forma más leve conocida como estrés por calor, que puede progresar hasta el agotamiento por calor y finalmente a la condición más grave conocida como golpe de calor.

Hay una serie de factores que pueden hacer que un perro se sobrecaliente y la mayoría son una combinación de un ambiente caluroso junto con ejercicio intenso y/o problemas físicos que interfieren con la capacidad del perro para refrescarse adecuadamente. Hay muchas señales de que tu perro puede estar sobrecalentándose, y cada perro será diferente. Lo mejor es estar seguro y no dejar que su cachorro tenga demasiado calor en primer lugar para evitar problemas de salud graves.

Síntomas de agotamiento por calor en perros

Los signos de agotamiento por calor pueden ser sutiles al principio. Así que vigile de cerca a su perro y tome medidas inmediatas si parece que su perro se está sobrecalentando.

síntomas

  • jadeando fuertemente
  • inquietud
  • Detenerse y acostarse repetidamente mientras camina o corre
  • Trate de beber agua con frecuencia
  • respiración dificultosa
  • babeo excesivo
  • Vomitar
  • Diarrea
  • colapsar

Los primeros signos incluyen jadeo intenso, incluso después de mudarse a un lugar más fresco. Algunos perros pueden parecer inquietos cuando están en calor, o a menudo se detienen durante una caminata o corren y se acuestan si tienen demasiado calor. También pueden detenerse con frecuencia para intentar beber agua, incluso si eso significa ignorar sus señales o gritos.

El sobrecalentamiento persistente puede causar dificultad para respirar, babeo, vómitos, diarrea y/o colapso. Si no se enfría y se trata adecuadamente, el golpe de calor puede provocar síntomas graves como desorientación, convulsiones, coma, disfunción renal y hepática, daños en el tracto digestivo, trastornos de la coagulación de la sangre e incluso la muerte.

¿Qué causa la fatiga por calor en los perros?

El agotamiento por calor y todas las formas de sobrecalentamiento a menudo son causados ​​por una combinación de altas temperaturas exteriores, ejercicio extenuante y / o problemas de salud subyacentes que dificultan que su cachorro se enfríe. A diferencia de los humanos, los perros no pueden sudar de manera efectiva y, por lo tanto, solo pueden refrescarse jadeando. Les cuesta más mantenerse frescos en los días calurosos, especialmente cuando están expuestos al sol directo, sin sombra o cuando hay mucha humedad.

ejercicio intenso

El ejercicio intenso también puede provocar un sobrecalentamiento, incluso cuando la temperatura exterior es más fría. Esto es más común en perros de trabajo, que pueden estar involucrados en sesiones de entrenamiento muy largas e intensas, o en casos de síndrome del "guerrero de fin de semana", donde un perro normalmente sedentario, de repente sale a correr por primera vez y está fuera. de forma Ciertas razas también tienden a esforzarse demasiado por el entrenamiento intenso, incluidos los labradores, golden retrievers, springer spaniels y pitbulls.

Edad y/o problemas médicos

La capacidad de un perro para refrescarse también puede verse afectada por la edad y/o problemas de salud. Los cachorros muy jóvenes y los perros mayores tienen más problemas para regular su temperatura corporal y pueden sobrecalentarse más fácilmente que otros perros. La obesidad también afecta la capacidad de un perro para jadear y refrescarse. Finalmente, los problemas con la respiración o las vías respiratorias de un perro también significan que son menos capaces de jadear de manera efectiva y corren un mayor riesgo de sobrecalentamiento. Esto es común en perros con caras aplastadas conocidas como razas braquicefálicas como B. Bulldogs franceses, carlinos, bulldogs ingleses y pequinés.

Altas temperaturas ambientales

Finalmente, también hay casos en los que los perros se sobrecalientan porque están atrapados en un ambiente muy caluroso. El ejemplo más común de esto es cuando los perros se dejan en un automóvil sellado y la temperatura dentro del automóvil aumenta rápidamente. También ocurre cuando los perros se dejan afuera sin sombra en días muy calurosos, o cuando los perros son transportados en la bodega de carga de un avión que no tiene aire acondicionado. Cualquier situación en la que un perro experimente una temperatura muy alta sin alivio puede volverse peligrosa muy rápidamente.

¿Cómo diagnostican los veterinarios la fatiga por calor en los perros?

El diagnóstico generalmente se basa en una combinación de antecedentes de eventos, como B. estar al aire libre en un día caluroso, hacer ejercicio extenuante o estar atrapado en un automóvil caliente, así como la temperatura corporal del perro y otros signos de agotamiento por calor. La temperatura corporal normal de un perro está entre 100 y 102,5 grados Fahrenheit. Por lo general, los signos de agotamiento por calor aparecen cuando la temperatura de un perro se eleva muy por encima de este nivel. Sin embargo, no existe un límite de temperatura definido para cuando aparecen los signos o cuando progresan de agotamiento por calor a agotamiento por calor, ya que esto puede ser ligeramente diferente en cada perro.

Las pautas generales sugieren que cuando las temperaturas superan los 105 grados Fahrenheit, los perros experimentan signos de agotamiento por calor. Los signos más severos de un golpe de calor siempre se ven en perros con una temperatura de 50ºC o más, pero también pueden ocurrir a temperaturas más bajas. Dependiendo de la gravedad de los síntomas que experimente un perro, los análisis de sangre y las pruebas de diagnóstico por la imagen, como la ecografía o las radiografías, también pueden ser útiles para diagnosticar el alcance de problemas como daño hepático, insuficiencia renal o trastornos hemorrágicos.

Cómo tratar el agotamiento por calor

Los perros que tienen sobrecalentamiento pueden enfermarse muy repentinamente. Así que actúa rápido y lleva a tu perro al veterinario de inmediato si sospechas que tiene sobrecalentamiento. Esto es especialmente importante si no se enfrían y no se recuperan una vez que se trasladan a un lugar más fresco. La parte más importante del tratamiento temprano es enfriar al perro sin crear nuevos problemas por hipotermia.

Incluso si vas directamente al veterinario, trata de mojar a tu perro con agua fría en el camino. No use agua fría o agua helada, ya que en realidad puede empeorar la situación. Puede rociar a su perro con agua fría o frotar a su cachorro con un paño húmedo. Sin embargo, no dejes el paño húmedo sobre tu perro, ya que puede actuar como una manta y calentarlo. Puede acelerar el proceso de enfriamiento dirigiendo un potente ventilador directamente a su perro húmedo o dejando las ventanas abiertas mientras conduce al veterinario. Si su perro está completamente alerta, ofrézcale un recipiente con agua fría para beber. Si su perro no está completamente consciente o interesado en beber, no le ponga agua en la boca.

Para los perros que experimentan signos más severos de agotamiento por calor, o que simplemente no se sienten muy bien después de enfriarse, busque ayuda veterinaria profesional. El manejo médico incluye enfriamiento suplementario, rehidratación y atención de apoyo, incluidos líquidos por vía intravenosa, soporte de oxígeno y protección de los riñones, el hígado, el cerebro y/o el tracto digestivo.

Pronóstico para perros con agotamiento por calor

El pronóstico depende de muchos factores, incluido qué tan alta es la temperatura del perro, qué tan rápido se enfría y cualquier síntoma adicional que pueda tener por la exposición al calor. Los perros que experimentan temperaturas más altas durante un período de tiempo más prolongado tienden a experimentar efectos más graves. Si los primeros signos de agotamiento por calor se detectan rápidamente y un perro se enfría rápidamente antes de que su temperatura aumente demasiado, puede tener un excelente pronóstico para una recuperación completa.

Sin embargo, algunos perros con signos más leves de agotamiento por calor pueden desarrollar diarrea severa con sangre. Así que busque tratamiento y siga las recomendaciones de su veterinario. Aquellos perros que se sobrecalientan hasta el punto de sufrir un golpe de calor y presentan síntomas más graves, como convulsiones, coma y/o trastornos hemorrágicos, tienen un peor pronóstico de recuperación y, lamentablemente, muchos no sobreviven.

Cómo prevenir el agotamiento por calor

La mejor manera de evitar el agotamiento por calor en su cachorro es con una buena planificación y prevención. Mantenga a su perro lo más fresco posible en los días calurosos. Evite el ejercicio o las caminatas largas durante las horas más calurosas del día y trate de sacar a su perro temprano en la mañana o después de la puesta del sol cuando el día es más fresco. Lleva siempre agua contigo en tus paseos y trata de encontrar rutas de senderismo a la sombra.

Los perros muy jóvenes, de edad avanzada, con sobrepeso o con problemas respiratorios siempre deben permanecer en el interior en los días calurosos y tener un ventilador y/o aire acondicionado. Estos perros solo deben tomarse para descansos muy breves para ir al baño cuando sube la temperatura exterior, y siempre deben tener agua a mano.

Si bien puede ser de conocimiento común para la mayoría de los dueños de perros, vale la pena señalar que nunca debe dejar a su mascota encerrada en el automóvil, incluso si no parece que hace tanto calor afuera. Las estimaciones varían, pero la mayoría de las fuentes dicen que la temperatura dentro de un automóvil puede ser de 30 a 40 grados más alta que la temperatura exterior. Un perro puede sobrecalentarse fácilmente en el coche, incluso en un día que no nos parece tan caluroso. No planee llevar a su perro en una bodega de carga que no tenga aire acondicionado, especialmente si espera un clima cálido durante el vuelo o si tiene un cachorro con condiciones de salud que le dificultan jadear de manera efectiva.

En la mayoría de los casos, el agotamiento por calor se puede evitar prestando mucha atención al lenguaje corporal de su cachorro y tomando precauciones para mantenerlo fresco. Y si nota signos de que su cachorro se ve muy sexy, recuerde que actuar rápido y temprano puede hacer una gran diferencia en la recuperación de su cachorro y poder dedicarse a sus pasatiempos favoritos.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Infección de la glándula anal en cachorros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir