¿Las zanahorias son seguras para los perros?

Con tantas golosinas comerciales para perros en el mercado, no sorprende que muchos dueños de mascotas busquen golosinas saludables, nutritivas y, por supuesto, asequibles para sus perros. Por este motivo, cada vez son más los dueños de mascotas que optan por incluir frutas y verduras en la dieta de sus perros. Afortunadamente, una de las verduras más baratas y con menos calorías es un refrigerio seguro y aprobado por un veterinario para su cachorro: las zanahorias.

Las zanahorias son un refrigerio nutritivo para humanos y perros y son un excelente regalo de entrenamiento y recompensa por el buen comportamiento de su mascota porque no tienen la mayor cantidad de calorías que se encuentran en muchos premios comerciales para perros. Las zanahorias prácticamente no contienen grasa, lo que significa que son una opción ideal para perros mayores y con sobrepeso. Sin embargo, también contienen azúcar, por lo que no necesariamente querrás que las zanahorias sean la verdura favorita de tu perro. Como todas las golosinas y alimentos complementarios, las zanahorias se deben ofrecer a su mascota con moderación y con la aprobación de su veterinario.

Beneficios de la salud

Debido a que las zanahorias son una fuente excelente de los antioxidantes alfacaroteno y betacaroteno, que se convierten en vitamina A en el cuerpo, así como potasio, fibra y otras vitaminas, pueden ofrecer importantes beneficios para la salud de su amigo de cuatro patas. . En primer lugar, las zanahorias son extremadamente ricas en vitamina A, lo que puede mejorar la visión y la salud general de los ojos de tu mascota. De hecho, la ingesta insuficiente de vitamina A puede provocar infecciones oculares e incluso pérdida de la visión. La vitamina A también puede ayudar a estimular el sistema inmunológico de tu mascota y mantener su piel sana.

Leer más:  Alergias alimentarias en perros.

Las zanahorias también son una buena fuente de vitamina K, que es esencial para la coagulación de la sangre, y de vitamina B6, que ayuda a convertir los carbohidratos, las grasas y las proteínas en energía. Finalmente, el alto contenido de fibra de las zanahorias también significa que pueden ayudar a promover un tracto digestivo saludable y deposiciones regulares para su perro. No es de extrañar que muchas comidas y golosinas húmedas y secas populares para perros ya contengan zanahorias. Si bien la cantidad de zanahorias presentes en la comida de su perro no necesariamente satisfará todas las necesidades vitamínicas de su perro, son una adición común en muchas fórmulas de alimentos para perros debido a sus numerosos beneficios nutricionales.

Mejor aún, masticar zanahorias crudas también puede ayudar a mejorar la salud dental de tu perro. Las zanahorias en su forma cruda pueden ayudar a los perros a mantener dientes fuertes, ya que necesitan masticar mucho para comer. Este vegetal también puede actuar como un abrillantador para mantener la sonrisa de tu amigo peludo limpia y saludable.

Cómo servir zanahorias a tu perro

Hay innumerables formas de hacer zanahorias, desde crudas hasta al vapor, y lo más probable es que tu perro se vuelva loco por el dulce sabor de esta verdura sin importar cómo la sirvas. Agregar un poco de puré o jugo de zanahorias a los alimentos y golosinas de su perro agrega un poco de dulzura y toneladas de valor nutricional adicional, e incluso puede hornear zanahorias en golosinas caseras para perros.

Si bien tanto las zanahorias crudas como las cocidas generalmente se consideran opciones seguras para los perros, siempre es una buena idea cortar las zanahorias enteras, incluidos los palitos de zanahoria, en trozos pequeños (u ofrecer zanahorias ralladas o pequeñas) antes de dejar que su perro salga a la ciudad. ya que las zanahorias pueden suponer un peligro de asfixia si no se cortan correctamente, especialmente para los perros más pequeños. Sin embargo, un perro adulto de tamaño mediano o grande debería poder manejar una zanahoria entera de tamaño normal. Para estar seguro, asegúrese de controlar a su mascota cuando esté comiendo un vegetal más duro como las zanahorias.

Leer más:  ¿Pueden los perros comer melones?

Las zanahorias se pueden ofrecer como refrigerio o golosina de entrenamiento, o como una adición ocasional a la dieta regular de su perro para agregar más nutrición a su comida seca. Cuando prepare zanahorias para su perro, asegúrese de que estén completamente lavadas y/o peladas para eliminar la suciedad o los pesticidas que podrían dañar a su mascota.

Algunos veterinarios incluso recomiendan meter zanahorias en el refrigerador o congelador y ofrecérselas a sus cachorros para reducir el dolor y la incomodidad de la dentición. Para perros más grandes y mayores, las zanahorias congeladas pueden ser un gran juguete comestible para masticar. Al igual que con la introducción de alimentos "humanos" en la dieta de su mascota, debe consultar a su veterinario acerca de alimentar a su perro con zanahorias, y siempre asegúrese de que se las ofrezca con moderación.

Posibles peligros

Las zanahorias contienen células rodeadas de celulosa que los perros no pueden metabolizar fácilmente, por lo que los padres de mascotas deben considerar hacer puré de zanahorias en una licuadora para maximizar sus beneficios nutricionales. Esta es la razón por la cual las zanahorias cocidas son excelentes para los perros: las zanahorias al vapor o hervidas permiten que las paredes celulares de la verdura se descompongan, lo que permite una mejor absorción de vitaminas y nutrientes para su perro. Cuando cocines y sirvas zanahorias, ten cuidado de no agregar mantequilla, sal u otros aditivos que puedan ser dañinos y poco saludables para tu mascota, ya que este tipo de ingredientes pueden irritar el estómago de tu mascota.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir