Mielopatía degenerativa en perros.

mielopatía degenerativa Afecta en gran medida a los perros, pero inicialmente puede confundirse con otras afecciones o procesos patológicos. Al entender más al respecto problema geneticoel dueño de un perro que ve signos de mielopatía degenerativa, como debilidad de las extremidadespuede estar mejor preparado sobre cómo manejar esta condición para brindarle a su mascota la mejor calidad de vida posible.

¿Qué es la mielopatía degenerativa?

La mielopatía degenerativa (también conocida como DM) es una enfermedad que afecta la sustancia blanca de la médula espinal, lo que hace que se deteriore o degenere, lo que provoca debilidad en las patas traseras que finalmente conduce a la parálisis. Con el tiempo, las patas delanteras también pueden verse afectadas. Se asemeja a algunas formas de esclerosis lateral amiotrófica humana (ELA), comúnmente conocida como enfermedad de Lou Gehrig. Esta enfermedad obviamente es devastadora para el dueño de un perro, ya que eventualmente conduce a una pérdida de función tan necesaria para muchas de las actividades normales de un perro.

Síntomas de la mielopatía degenerativa en perros

Los primeros signos de mielopatía degenerativa en perros son sutiles. Suelen aparecer en perros mayores de ocho años. A medida que progresan los síntomas de la mielopatía degenerativa, se vuelven más evidentes para el propietario, pero al principio pueden no ser tan evidentes. Los signos y síntomas progresivos de la DM pueden incluir:

síntomas

  • Balanceo en la grupa cuando está de pie
  • Se cae fácilmente cuando lo empujan
  • Menear
  • Crujido de las patas al intentar caminar
  • Los pies raspan el piso al caminar
  • Uñas de los pies anormalmente desgastadas
  • dificultad para caminar
  • Dificultad para levantarse de una posición sentada o acostada
  • Caerse al caminar o estar de pie
  • incapacidad para caminar
  • Parálisis de la pata trasera

balanceándose y tambaleándose

Inicialmente, un perro con DM puede moverse o balancearse un poco en los cuartos traseros cuando está parado. El perro también se caerá fácilmente si lo empujas ligeramente. Pero el perro no tiene dolor.

Rascarse los pies y los nudillos de las patas

A medida que avanza la enfermedad, los síntomas empeoran y las patas traseras se debilitan. Esto puede hacer que las patas raspen el suelo cuando el perro trata de levantarlas para caminar, lo que provoca la pérdida de cabello y un aumento de la irritación de la piel. Pueden ocurrir digitaciones en las patas, comenzando con las patas traseras. El perro comienza a doblar los tobillos hacia abajo y trata de caminar sobre ellos.

uñas desgastadas

Las garras (uñas de los pies) excesivamente desgastadas y/o las llagas en los pies pueden ocurrir como resultado de la incapacidad del perro para caminar.

Dificultad para caminar y levantarse

El perro puede tener dificultad para levantarse de una posición sentada o acostada. Cuando el perro se levanta, le cuesta mucho caminar. En esta etapa, también puede ser difícil subir escaleras y agacharse para defecar.

cayendo

A medida que avanza la enfermedad, el perro puede ceder fácilmente las rodillas y caerse si pierde el equilibrio, incluso sin un ligero empujón.

incapacidad para caminar y parálisis

Eventualmente, un perro con DM se caerá mientras camina y puede desarrollar una parálisis completa de las patas traseras. La enfermedad eventualmente progresará y afectará las extremidades delanteras también.

Causas de la mielopatía degenerativa

La causa de la mielopatía degenerativa canina es una mutación en un gen llamado superóxido dismutasa 1 (SOD1). El factor de riesgo fue identificado en 2009.

Diagnóstico de mielopatía degenerativa en perros

Los síntomas iniciales de la mielopatía degenerativa pueden parecerse a los de otras enfermedades, por lo que se necesita un examen físico completo y, a menudo, algunas pruebas de diagnóstico para descartar otras causas de debilidad de las patas traseras. El veterinario también tomará un historial médico completo, además de tener en cuenta la raza y la edad del perro. Se pueden realizar pruebas de diagnóstico como radiografías, tomografías computarizadas y resonancias magnéticas y análisis de líquido cefalorraquídeo (LCR), al igual que una biopsia de la médula espinal. Sin embargo, esto no se hace comúnmente, y el diagnóstico de DM generalmente se realiza después de que se hayan descartado otras enfermedades potenciales.

Una prueba de ADN para comprobar CÉSPED-1 La mutación genética está disponible y, a menudo, se recomienda para razas vulnerables. Esta prueba es ofrecida por varios laboratorios.

Las razas en riesgo incluyen:

tratamiento

No existe cura para la mielopatía degenerativa en perros. El tratamiento de los síntomas progresivos puede ayudar a mantener una buena calidad de vida en un perro diagnosticado con la afección. El ejercicio, caminar, nadar y la fisioterapia son fundamentales para prolongar la calidad de vida de un perro con DM. Los arneses traseros especiales para ayudar a un perro a caminar, evitar daños en las patas, aumentar la tracción al caminar sobre el césped en lugar de concreto y colocar alfombras en pisos resbaladizos pueden ayudar a retrasar la necesidad de la eutanasia.

Pronóstico para perros con mielopatía degenerativa

Los síntomas de un perro con mielopatía degenerativa empeoran rápidamente después del diagnóstico. La médula espinal seguirá degenerando, el perro tendrá problemas para levantarse de una posición acostada y la movilidad será cada vez más difícil con el tiempo. Eventualmente, un perro con DM se vuelve incontinente. La etapa final de la DM es la parálisis.

Cómo prevenir la mielopatía degenerativa

La única forma de prevenir la mielopatía degenerativa en los perros es a través de la cría selectiva. Antes de comprar un perro en riesgo, pídele al criador que te muestre los resultados CÉSPED-1 Pruebas de mutación genética en los padres, comprobando que ambos son portadores de dos copias del gen normal.

Preguntas más frecuentes

  • Si su perro se encuentra en la última etapa de la mielopatía degenerativa, sobre la cual su veterinario podrá informarle, llegará un momento en que tendrá tanto dolor que tendrá que tomar esa decisión.

  • Es posible que deba comprar zapatos especiales para su perro para ayudarlo a caminar mejor. Un arnés puede ayudar con el apoyo trasero. Se ha demostrado que la fisioterapia para su perro prolonga significativamente su vida. Cambiar la ropa de cama de una cama con costados a una cama plana puede aliviar el esfuerzo de levantarse de la cama. Es posible que su perro necesite pañales, así que tenga esto en cuenta para evitar un desastre que sea estresante para ambos.

  • Una vez que a su perro se le diagnostica mielopatía degenerativa, solo le quedan de seis meses a tres años de vida.

  • Desafortunadamente, esta enfermedad progresa bastante rápido. Los perros generalmente se vuelven parapléjicos dentro de un año del diagnóstico.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Siempre consulte a su veterinario con cualquier pregunta de salud, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial médico de la mascota y pueden brindarle las mejores recomendaciones para su mascota.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Todo lo que necesitas saber sobre veterinarios holísticos versus veterinarios convencionales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir