Pitsky ⋆ Historia, fotos y más

Pitsky
🐾 Tabla de Contenido

    Pitsky: Tu novedosa mascota

    El resultado de atravesar un pitbull y un husky siberiano otorga como resultado al Pitsky, un perro que puede ofrecer a la persona que lo adopte una empresa sin igual, dado que hablamos de un perro hermoso, extraño, activo y juguetón.

    Las pruebas historias relacionan su origen con Republica Dominicana, por lo que podría ser una de las escasas etnias que vieron su constitución en el conjunto de naciones americano.

    Entre las propiedades más resaltantes de este hermoso ejemplar están sus ojos, que frecuentemente muestran colores únicos, de la misma manera que los propios colores exóticos de su pelaje.

    Historia y Origen del Pitsky

    Origen del Pitsky

    Aunque es viable que jamás hayas escuchado comentar de él, el Pitsky tiene una historia más o menos larga para ser un perro de interfaz, ya que sus inicios se remontan a 1960, aunque la popularidad como tal que tienen actualmente se disparó medio siglo luego, en el 2014.

    El pitsky sin importar no ser un perro de raza pura, es buscado por personas que desean a un perro leal, atento al riesgo y vigilante del lugar de vida, sin que deje de ser una aceptable mascota, por lo cual la ley de la oferta y la demanda trabaja en ella, logrando llegar a costar inclusive más que un perro de raza conocida por algún institución cinológica.

    La historia del pitsky ubica su creación en República Dominicana, a pesar de que los orígenes precisos, como tiende a suceder con los perros de interfaz, son un secreto todavía actualmente. Se estima que fue una raza que se desarrolló en dicho país dado que en este es principalmente habitual y muy diaria de ver, llegándose a transformar inclusive, después de los comentarios que remontan su origen en esta isla del caribe en uno de sus orgullos.

    Uno de los puntos de más grande preocupación de los individuos es que a lo mejor sea una raza muy combativa para un ámbito familiar, tomando presente que es descendiente del pitbull, aunque no se podría estar más equivocado.

    Tienes que conocer que el accionar de una mascota es dependiente de sus dueños y el entrenamiento recibido.

    Sabiendo esto, tendrás la posibilidad de comprender que el pitsky no es un perro belicoso ni arriesgado, sino todo lo opuesto, un perro que es con la capacidad de ofrecer todo su amor, atención y fidelidad a su amo, propiedades que lo definen realmente bien.

    El pitsky es un perro que solamente va a ser belicoso cuando la vida de sus dueños y personas que constituyen su círculo familiar esté en riesgo, es un perro que solamente actuará en defensa propia para socorrer a sus familiares, accionar muy bien heredado del pitbull.

    Para comprender a hondura al Pitsky y comprenderlo mejor, es requisito estudiar un poco la crónica de sus padres: El Pitbull y el Husky Siberiano.

    Pitsky cruce de husky y pitbull

    Características de la raza

    El tamaño del Pitsky oscila entre los 48 a 54 cm mientras que el peso puede cambiar entre los 13 y 32 kg. En condiciones normales un Pitsky puede vivir entre 12 y 15+ años.

    Es un perro comprometido que requiere a una familia que sea igual de activa y que le agrade salir a pasear a parques y ámbitos naturales. No es favorable adoptarlo si deberás dejarlo solo en el hogar a lo largo de un largo tiempo.

    El Pitsky no tiene un nivel fijo en relación a su fachada. Algunos perros tienen la posibilidad de tener un más grande parecido al Husky Siberiano y otros al Pitbull, inclusive algunos tienen la posibilidad de conseguir una fachada homogénea entre ámbas etnias, que es el resultado más correcto y esperado.

    Los fanáticos de los Husky que viven en climas tropicales se sentirán contentos de entender que tienen la posibilidad de adoptar a esta hermosa raza, dado que no les afectan las temperaturas cálidas ya que no tienen un pelaje tan espeso.

    El pelaje del Pitsky puede presentarse en una extensa diversidad de colores y puede ser tanto corto como extenso. Mantendrán las orejas largas y erectas propiedades del Husky Siberiano y sus ojos tienen la posibilidad de tener desde la tonalidad azul de los Husky hasta una extensa variedad de colores únicos que tienen la posibilidad de ser la mezcla del color de los ojos del Pitbull junto al azul del Husky.

    Su cuerpo es fuerte, bien fornido y conformado, toda la composición de su cuerpo es bien proporcionada.

    En la actualidad se venden perros chiquitos Pitskies hijos de padres Pitsky, en contraste con los perros chiquitos de primera generación de hace incontables años cuyos padres siempre eran un Pitbull y un Husky.

    Si disfrutas esta raza posiblemente poseas que empezar a suponer como abonar entre 500 y 2000 dólares que puede llegar a costar uno de estos ejemplares, aunque sugerimos encarecidamente que encuentres la forma de adoptar uno.

    Esta raza no está siendo conocida por asociaciones cinológicas como el AKC ya que es una raza de interfaz.

    Vídeo de un Pitsky

    Salud y Cuidados generales

    El pitsky es un perro en la mayoría de los casos saludable. No hay inconvenientes de salud relacionados a esta. En parte esta increíble salud es porque es un ejemplar cruzado, por lo cual sus genes se mezclan con los de otra raza para de esta forma fortalecerse inmunológicamente.

    Salud del Pitsky

    Un inconveniente de salud que algunas ocasiones hace aparición en determinados ejemplares es el hipertiroidismo, el cual puede ser evitado si desde reducido se le hacen todas las visitas al veterinario de rigor.

    Para impedir cualquier clase de patología habitual en algún perro es requisito brindarles una cantidad enorme de ejercicio. El pitsky es un perro que te pedirá por día una cantidad mínima de ejercicio, por lo cual tienes que agradar esa necesidad para que su accionar se mantenga balanceado.

    Si tienes el bastante momento de libertad para brindarle toda la proporción de ejercicio que necesita su metabolismo se va a acelerar, por lo cual deberás darle de comer no solo tomando presente su tamaño, raza y edad, sino además tomando presente algo tan sustancial como lo es su educación física y si esta es media, baja o alta.

    Ten bastante precaución al dar de comer al Pitsky, dado que una sobrealimentación desde cachorro puede ofrecer origen a inconvenientes recurrentes en todas las etnias de perro, como la displasia de cadera, que se otorga lugar gracias a la cantidad considerable de calcio utilizable en el cuerpo del perro.

    Si los cuidados del Pitsky se llevan a cabo de manera correcta y este transporta una vida muy feliz que cuente con la atención de su familia es una raza que puede vivir 15 años o más.

    Cuidados del Pitsky

    El Pitsky necesita de cuidados puntuales que su dueño debe ser con la capacidad de agradar todos los días como si de un niño recién nacido humano se tratase. Al instante de adoptar algún mascota tienes que entender que estas consiguiendo un deber serio, dado que si de un día a otro te aburres de ella entonces desde un inicio no debiste adoptarla.

    Una mascota va a ser un “pequeño hijo” al cual vas a tener que dar de comer todos los días por los siguientes 15 años (en la situacion del Pitsky) y de la misma forma vas a tener que salir a pasearlo para que este se sienta pleno, realice ejercicio e interactúe con un ámbito diferente, saciando de esta forma además su curiosidad.

    Entre los cuidados fundamentales del Pitsky tenemos:

    Rutina de ejercicios

    El Pitsky es una raza muy escencial, enérgica y que quiere la independencia de poder desplazarse en espacios libres sin que nada se lo no permita. Es un perro muy hiperactivo, por lo cual se va a llevar realmente bien con un amo que tenga un estilo de vida activo, que lo lleve a pasear cuando sale, de esta forma sea por muy corto el camino o que lo lleve de recorrido en auto.

    Leer más:  Perros para tener en un piso

    Pero los paseos que más disfrutará son esos que representan un prominente gasto de energía para él, siendo estos los paseos aplicados de forma exclusiva a ejercitarlo.

    El Pitsky requiere paseos diarios de por lo menos 45 minutos, o numerosos pases cortos en todo el día de algunos minutos, en particular si vivirá dentro de casa o en un jardín reducido.

    Los ejercicios que más les agrada al Pitsky son en los que puede exhibir su fuerza, como entre otras cosas el tirar de una soga, el correr y “atacar” a su amo jugando, el buscar rastros y el buscar la pelota. Estos ejercicios le van a venir realmente bien para su salud, no obstante, tienes que tomar en cuenta que todos estos representan sostener al Pitsky suelto, lo cual no es una aceptable iniciativa si cerca de en donde vas a estar jugando con él hay rutas o zonas muy abiertas en donde logre perderse.

    Sugerimos que siempre tu perro tenga algún procedimiento de rastreo satelital o un collar con su nombre, tu nombre y tu número de teléfono para que suponiendo que este desafortunado ámbito llegue a ocurrir estés listo para encontrarlo.

    Otros ejercicios que necesita son en los que se va a tener que poner a suponer, ya que es un perro demasiado capaz. Algunos de estos tienen la posibilidad de ser el jugar a dónde está el bocadillo, el entrenamiento de trucos y el que aprenda el concepto de algunas expresiones humanas sencillos.

    Aseo del Pitsky

    El aseo del Pitsky no es para nada riguroso, dos cepillados por semana mantendrán su pelaje limpio y libre de algún residuo de mugre del ámbito en donde habita.

    En relación a los baños estos tienen la posibilidad de llevarse a cabo cada mes y medio perfectamente, a menos que requiera un baño urgente ya que se ha ensuciado bastante o empezó a oler mal.

    Tienes que además comprobar su boca, lagrimales y orejas en búsqueda de irregularidades.

    Ten en cuenta que tienes que llevarlo al veterinario solamente cumpla de tres a 4 semanas de edad para que este logre colocarle su primera vacuna, tras la cual vas a tener que realizar un calendario de vacunación y desparasitación literalmente.

    Recuerda que las visitas al veterinario tienen que ser cada seis meses.

    Comportamiento con otros perros

    El Pitsky es un perro que acostumbra tener muy buen accionar con otros perros, no obstante, no es aconsejable dejarlo mantenerse un largo tiempo con perros chicos, ya que probablemente aflore su instinto y intente cazarlos, principalmente si se siente fallido ya que no ha salido a lo largo de algún tiempo.

    El Pitsky se va a llevar bien más que nada con perros de un tamaño un poco menor al de él o perros enormes que representen un reto a su destreza física y energía, logrando retarlos a corretear o concursos de fuerza improvisados por este enorme perro.

    El estímulo humano por el ejercicio tendrá que estar presente si se quiere tener a un Pitsky mentalmente permanente, dado que su accionar se tornará destructivo si está muy poco entretenido o fallido, logrando cavar pozos en el jardín, morder muebles etc hábitos errados que los otros perros pudiesen copiar de él.

    El Pitsky es una raza muy capaz dado que el Husky Siberiano y el Pitbull son etnias principalmente capaces, por lo cual va a necesitar adiestramiento recurrente de cachorro para que logre comprender que tú eres el jefe de la manada y no otro perro o el mismo, dado que pudiera disputarse el liderazgo con otro perro con pésimos resultados para los dos.

    Es favorable entrenar a un Pitsky desde muy reducido para que se lleve bien con otros perros. Esto se consigue, en primera instancia, dejando que socialice el tiempo bastante con sus hermanos de camada y su madre, de los cuales aprenderá valiosas enseñanzas de vida, después de esta etapa tú como dueño vas a tener que encargarte de presentárselo a tus otras mascotas mansas, para que este accionar se le contagie a él.

    Toda interacción del Pitsky cachorro con otras mascotas más importantes y adultas tendrá que ser vigilado, dado que puede que estas, como ya disponen de tiempo en el hogar, tengan en cuenta un insulto el que cuentes con otra mascota en la familia y puede crear una sensación de reemplazo, desencadenando un accionar belicoso.

    El Pitsky va a ser un perro un poco complicado para aceptar a otro perro en el lugar de vida una vez ya transporta numerosos años viviendo en él si no se siguen los pasos de socialización que mencionaremos después, por lo cual tienes que tener bastante precaución y socializar a tu Pitsky lo máximo que puedas.

    Si tuvo una aceptable socialización aceptará de muy buena gana a su nuevo compañero de juegos, el cual conviene que sea un perro tan activo como él para que este can no se sienta fastidiado por el accionar tan activo del Pitsky, el cual frecuentemente lo invitará a divertirse activamente día tras días.

    Una aceptable actividad que puedes entrenar para sostener una sana convivencia entre tus mascotas es el sacarlos a pasear juntos. Con esto sus lazos se estrecharán y se reconocerán como camaradas de manada en un momento.

    Cómo entrenar, educar o adiestrar un Pitsky

    Pitsky entrenamiento

    El entrenamiento del Pitsky no representará ningún inconveniente para ti. El Pitsky es una raza demasiado dócil con su amo si se le enseña bien desde reducido, por lo cual vas a saber los pormenores de su entrenamiento, para que no poseas ningún inconveniente referente a su crianza, ahora.

    Entrenando a un perro Pitsky

    Ten en cuenta que el Pitsky tiene genes del pitbull y del husky, favoreciendo no solo a su salud general, sino además a su sabiduría.

    Estos perros tienen que ser adiestrados desde muy perros chiquitos para evadir cualquier clase de problema relacionado con la agresividad. Adiestrando de forma correcta a un Pitsky este puede transformarse en un perro muy obediente con su dueño, lo que es ideal dado que de esta forma el entrenamiento de obediencia va a ser pan comido.

    Tú eres el jefe de la manada

    El Pitsky debe comprender que únicamente tú eres el jefe de la manada, dado que si por alguna razón piensa que es él, entonces comenzarán los inconvenientes de accionar.

    Enseñarle esto a lo mejor requiera algo de tiempo de tu parte, dado que para eso, vas a necesitar cambiar tu accionar si vienes realizando las cosas mal. Para que el Pitsky logre reconocerte como jefe vas a necesitar comportarte como el jefe de la manada, lo que implica varias formas de accionar como:

    • El jefe come primero.
    • El jefe asegura a su manada.
    • El jefe provee de alimento a su manada.
    • El jefe escoge qué sendero tomar y cuando es hora de salir.
    • El jefe siempre se queda con los especiales sitios para reposar.

    Siempre que decidas comer, tienes que comer primero. Da igual las caras que ponga tu capaz Pitsky para soliciar comida cuanto antes, tienes que comer primero en su presencia, para que logre comprender que eres el jefe.

    Un jefe asegura, por lo cual suponiendo que te alerte de un entrometido tienes que salir a conocer y “socorrerlo”, esto lo que le hace entender es que saliste a su llamado de alerta, lo cual es digno de un jefe, asegurador de la manada.

    El jefe caza para proveerle alimento a su manada. En esta situación no deberás salir con arco y flecha, con solamente ofrecerle sus croquetas y agua fría ya vas a estar cumpliendo con este punto.

    Un jefe hecho y derecho además va a decidir el instante en el cual hay que salir a pasear. Es sustancial que seas tú el que determine la hora de recorrido y que seas tú el que salga primero de casa. También importa que no vayas a su ritmo, tu a tu ritmo y vas a ver cómo tu Pitsky acaba adaptándose a él.

    Leer más:  Husky Siberiano con Pastor Alemán (Shepsky)

    Al final tienes que tomar en cuenta que tú eres el jefe y puedes reposar en el sitio que te plazca. Aunque te parezca tierno, si tu Pitsky se acuesta en tu sofá preferido o en tu cama, no tienes que dejarlo en ese lugar si te dispones a reposar. Invítalo a acostarse a tus pies en su camita y los dos van a estar muy prácticos.

    Entrenamiento de obediencia, adiestramiento y socialización

    Los Pitsky son realmente fáciles de entrenar por medio de su enorme sabiduría. Esta raza de interfaz cuando reconozca que eres el jefe va a seguir todas tus órdenes sin inconvenientes, pero es un poco testarudo cuando le insistes en que se quede inmovil para estudiar novedosas órdenes, por lo cual vas a tener que estar seguro de que el ámbito cuente con algunas características:

    • No existan dispesiones cerca.
    • No haya bastante ruido.
    • No hayan otras mascotas girando.

    Cumplidos estos requisitos de ámbito tendrás la posibilidad de empezar a entrenar a tu Pitsky para que obedezca tus comandos para muchos trucos. Conviene empezar con trucos simples como ofrecer la pata, sentarse y aguardar.

    El adiestramiento del Pitsky se transporta a cabo desde que es cachorro. A lo largo de sus primeros meses de vida es que mejor entenderá cómo actuar y aprenderá de manera rápida además todos los comandos necesarios para actuar de manera correcta frente tus ojos.

    Adiestrar a un Pitsky es simple, sencillamente cuando lo mires llevar a cabo algo indebido tienes que hacer una keyword que sucederá a ser el concepto de “¡No lo hagas!”, puede ser un “¡psst!” o un “NO”. Es sustancial que no le grites cuando lo mires realizando algo malo, pero tu tono de voz debe ser estable, que sepa que no estás jugando.

    De la misma forma, cuando mires que está realizando algo bien puedes recompensarlo con una caricia, aunque un bocadillo va a tener un mejor efecto.

    La socialización del Pitsky es elemental. Para hacerla sencillamente deja que pase por lo menos tres meses con su madre y hermano antes de adquirirlo del criador. Después, cuando ya lo poseas en el hogar, preséntalo frente toda tu familia, vecinos y también personas que no van a estar en contacto con él comunmente. Esto creará una sensación de seguridad con los extraños, aplacando su instinto sobreprotector… Un poco.

    Así además se garantiza una aceptable relación con otras mascotas.

    Dieta y nutrición del Pitsky

    La nutrición del Pitsky puede ser un poco complicado de saber de una forma precisa gracias a las variedades propiedades físicas que puede presenciar esta raza. Algunos ejemplares son medianos en tanto que otros son medianos-pequeños, por lo cual deberás llevarlos a un centro veterinario en el momento en que estén próximo de cumplir seis meses de edad para que logre saber su peso y estatura.

    Según sea su tamaño, el Pitsky tendrá que comer más o menos, de la misma manera que pasa según sea su régimen de ejercicios.

    Desde perros chiquitos tienen que empezar a alimentarse de una forma correcta para garantizar un óptimo avance hacía la adultez. En su dieta no puede faltar la leche de la mamá, la cual su madre se ocupará de proveerles a lo largo de por lo menos unos dos meses antes de que logren empezar a comer comestibles semi-sólidos.

    La preferible forma de empezar a dar de comer a los perros chiquitos es con croquetas acordes a su edad y tamaño. Adquisición en algún autoservicio el pack de croquetas que ofrezca más grande número de proteínas y vitaminas, dado que créenos, tu Pitsky las va a necesitar bastante.

    Para detectar la proporción de proteínas y vitaminas solo tienes que ver el reverso del empaque, en este precisamente tendrás la posibilidad de ver la proporción de proteínas por taza, proporción de hidratos de carbono, vitaminas y otra información servible. Además además tendrás la posibilidad de ver información muy sustancial e atrayente, como la proporción de gramos sugerida según el volumen en la adultez de tu cachorro, de esta forma como (en algunos casos) las porciones recomendadas según el nivel de educación física de los perros chiquitos.

    Mientras mejor sea la comida que le des en su etapa de cachorro, el Pitsky va a tener una salud más fuerte y fuerte a las patologías en su desarrollo y adultez.

    Un inconveniente con los Pitsky es que son muy glotones, por lo cual vas a tener que ofrecerle las porciones recomendadas y aunque te miren con una carita tierna no volverlos a dar de comer hasta su próxima comida.

    En la situacion de los perros chiquitos Pitsky de entre 2 y 4 meses la nutrición va a ser de 4 platos de comida al día los cuales tienen que contener las siguientes porciones:

    • Pitsky de 2 meses: 215 gramos de croquetas diarios / 4 = 53 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 2 meses muy activo: 230 gramos de croquetas al día / 4 = 57 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 3 meses: 265 gramos de croquetas al día / 4 = 66 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 3 meses muy activo: 280 gramos de croquetas al día / 4 = 70 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 4 meses: 285 gramos de croquetas al día / 4 = 71 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 4 meses muy activo: 310 gramos de croquetas al día / 4 = 77 gramos de croquetas por plato.

    Desde los 5 hasta los 6 meses ya tendrán comer tres ocasiones al día de la siguiente manera:

    • Pitsky de 5 meses: 285 gramos de croquetas al día / 3 = 95 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 5 meses muy activo: 310 gramos de croquetas al día / 3 = 103 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 6 meses: 285 gramos de croquetas al día / 3 = 71 gramos de croquetas por plato.
    • Pitsky de 6 meses muy activo: 310 gramos de croquetas al día / 3 = 77 gramos de croquetas por plato.

    Desde los 6 meses en adelante tendrán comer dos ocasiones al día, pero la proporción de croquetas sugerida varía bastante, dado que los Pitsky tienen la posibilidad de ser perros chicos o medianos según sean los genes predominantes en su organismo.

    Un Pitsky mediano tendrá que comer 225 gramos al día divididos en dos comidas solamente si tiene mediana educación física. En cambio, si el Pitsky es demasiado activo tendrá que comer 255 gramos de croquetas al día en dos platos, oséa 127 gramos cada plato.

    Un Pitsky reducido tendrá que comer menos de esta cantidad.

    Para saber de forma casera que estás llevando de forma precisa la nutrición de tu Pitsky solo tienes que agrupar los dos dedos pulgares y colocarlos en su logo, justo encima de la columna. Tus dedos deberían poder sentir la columna si presionas solo un poco. Si sientes la columna sin obligación de apretar puede que esté tolerando desnutrición.

    Para comprobar esto último ubica las palmas de tus manos sobre sus costillas manteniendo los dedos pulgares en la columna. Si sientes las costillas muy bien entonces tu Pitksy tendrá que comer más croquetas de las que les das en cada comida. Si en cambio tienes que apretar considerablemente para sentir sus costillas vas a tener que incrementar el ejercicio que tu Pitsky hace, si ya hace bastante ejercicio entonces vas a tener que achicar un poco los gramos de croquetas que le proporcionas todos los días.

    Comportamiento con los Humanos

    El Pitsky se la transporta de forma fabulosa con sus dueños, los cuales no van a tener ningún tipo de inconveniente con él si llevan a cabo el adiestramiento y entrenamiento que sugerimos para realizar con él.

    Es un perro de empresa, sabe acostarse a tu lado sin ningún fundamento o explicación dado que le encanta tu empresa, es de esos perros que se te suben al regazo cuando ven que te vas a sentar.

    Leer más:  Perros Chorkie

    Pero de la misma manera que es una increíble empresa para ti, el Pitsky espera que además seas una empresa de su talla, dado que tiene un requerimiento de educación física prominente, por lo cual no se sugiere como mascota si en cambio tienes prácticas sedentarias.

    Estamos hablando de un perro muy capaz. Es activo tanto física como mentalmente, por lo cual su perfil de dueño especial es uno que le ofrezca la oportunidad de hacer ejercicios todos los días y además que estos ejercicios le reporten la oportunidad de suponer y discernir entre numerosas configuraciones.

    El Pitsky se transporta de forma increíble con los jovenes cuando fué de manera correcta socializado.

    La interacción entre el Pitsky y los niños

    Los Pitsky se llevarán realmente bien con los jovenes dado que estos tienen mucha energía de la misma manera que ellos. Esto impulsa a que permanezca una muy buena relación de juegos y travesuras entre ellos, más allá de que se debe tener muy presente que de la misma manera que es requisito adiestrar de forma temprana al Pitsky, de la misma forma tienen que ser enseñados los jovenes a tratar de manera correcta a una mascota.

    Para esto empieza hablándole a tus hijos la funcionalidad que las mascotas cumplen en el lugar de vida, jamás le digas que son seres inferiores, diles que son integrantes plenos de la familia y como tales, meritan todo el respeto que se les logre ofrecer.

    Enséñales que no tienen que accionar de forma brusca con ellos. Los juegos bruscos no son bienvenidos ya que el Pitsky pudiera accionar de forma combativa solamente para defenderse de una acometida de parte de un pequeño.

    Cuando le hayas explicado esto a tu hijo en numerosas oportunidades ya tendrás la posibilidad de ponerlo en contacto con el Pitsky, el cual va a estar encantado de jugar con tu hijo si este tiene tanta energía como él. Ten presente que toda interacción entre jovenes chicos y perros debe ser vigilada para evadir accidentes, no porque se intente un perro descendiente del Pitbull, estamos hablando generalmente sobre algún raza.

    Los Pitsky tienen la capacidad de desarrollar una enorme empatía y lealtad con su amo, siendo básicamente indivisibles con este en todo instante. No obstante, este punto es primordial poseerlo presente al instante de adoptarlo, ya que requieren una cantidad considerable de atención todos los días para seguir estando equilibrados mentalmente.

    Cuando hablamos a atención esta puede venir en numerosas formas, como por ejemplo:

    • Salir al jardín o a la región en donde se encuentre tumbado tu Pitsky y saludarlo.
    • Salir al jardín para jugar.
    • Darle bocadillos.
    • Contar con su empresa en instantes cotidianos por ejemplo formas en las que reciba atención de tu parte y la de tu familia.

    Los Pitsky tampoco tienen la posibilidad de mantenerse solos en el hogar a lo largo de bastante más de cinco horas dado que comenzarán a sentirse ansiosos gracias a la división y terminarán construyendo un accionar ansioso, el cual puede desatar hábitos destructivos con su ámbito.

    Para evadir esto es favorable que tengan una aceptable proporción de juguetes masticables, aunque esta no sería una explicación para dejarlos solos.

    Su entorno

    El Pitsky es un perro que tiene los genes de perros que por generaciones estuvieron en contacto directo con un ámbito natural, abierto y totalmente rural, por lo cual no tiene que ver con un perro que viva cómodamente en un apartamento o en el interior del lugar de vida. Si deseas adoptar a un Pitsky vas a necesitar un ámbito correcto para sus pretenciones, el cual cuente con un patio mediano o grande para que logre sentirse en el hogar.

    En la situacion de que no cuentes con un espacio con estas propiedades, sino con un jardín reducido, aún hay una satisfacción.

    Para que un Pitsky viva sin ningún inconveniente en un lugar de vida con espacio con limite vas a tener que pasearlo a lo largo de una hora al día en paseos múltiples en todo el día hasta cumplir la misión de los 60 minutos en total.

    Esto tiene la posibilidad de ser viable para personas que trabajen desde casa o que un familiar con tiempo utilizable se encargue de pasearlo algunas ocasiones mientras llegas a casa.

    El Pitsky en un ámbito ideal

    El Pitsky al tener un ámbito ideal para él en relación a espacio y propiedades se va a sentir pleno, pero para hacer ese espacio nos deberemos esforzar un poco, todo por el bien de nuestro amado amigo peludo.

    Para que un jardín sea ideal para albergar a un Pitsky vas a tener que tomar en cuenta los próximos consejos que te daremos:

    Un vallado es fundamental

    Al Pitsky le agradan muy poco los raros, en particular si estos quieren ingresar en su territorio sin ningún tipo de permiso, aunque estos raros para él sean parientes no cercanos, carteros o vecinos, por lo cual conviene tener una delimitación en el espacio del jardín, para que este no logre accionar de forma combativa contra estos al tener en cuenta que están cruzando el territorio que para él es sagrado.

    Tu jardín tendrá que estar vallado y este vallado ser lo bastante prominente para evadir que este lo salte. Además vas a tener que estar seguro, en la situacion de que tu jardín ya cuente con un vallado de que este no tenga ningún agujero o salida escondida, ya que también puede perderse si sale tras el rastro de un perro raro que a su juicio esté invadiendo su espacio.

    Permítele entrar a casa

    A varios dueños no les agrada que su perro entre a casa dado que tienen temor de que ensucien, hagan sus pretensiones o lleguen a morder sus muebles. No obstante, todos estos pésimos hábitos los puedes evadir con un debido adiestramiento de obediencia.

    El Pitsky requiere ingresar a casa para sentirse en familia, una propiedad habitual de su accionar es ingresar en el hogar y tumbarse cerca de ti o de chato saltar en tu regazo para recibir atención y aprecio que necesita todos los días.

    Si eres un individuo ocupada tienes que buscar tiempo que consigas dedicarle a la interacción con el Pitsky, te lo va a agradecer bastante.

    Además es requisito que ubiques una camita dentro de casa para él cerca de donde comúnmente se transporta a cabo la mayor parte de la interacción familiar, como puede ser la salón de estar, cocina o comedor.

    Llena su ámbito de juguetes

    El Pitsky es un perro muy mordelón cuando es cachorro, por lo cual si no posee nada a mano que sea acertado morder entonces va a decidir que tus zapatos son el objeto más correcto para este fin. Cómprale juguetes comestibles, juguetes que estimulen sus encías y ocasionalmente oculta ricas golosinas no perecederas en donde comúnmente se acuesta o cerca de este lugar para alentar el olfato y la curiosidad.

    Antes de adoptar corrobora tu entorno

    Como si de un pequeño que está aprendiendo a caminar se tratase tienes que comprobar todo el ámbito antes de dejar caer a tu Pitsky cachorro en el jardín como dentro de casa. Quita todo objeto reducido que esté en el suelo que logre ser tragado por incidente por este, remover algún sustancia tóxica que pudiese beber y corrobora que no existan insectos peligrosos como arañas, ciempiés, etc sueltos en los ámbitos naturales.

    ¡Cómprale muebles!

    Tu Pitsky te va a proporcionar todo su amor, atención y obediencia siguiendo todos los pasos y procedimientos que te comentamos durante este artículo, ya que bien, además necesita bastante amor de parte de nosotros.

    Preocúpate por su tranquilidad comprándole una o numerosas camitas, una vivienda para perros la cual puedes ubicar en el jardín y varios juguetes masticables. Tu Pitsky se va a sentir favorecido de tenerte como amo.

    5/5 - (8 votos)

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Política de Cookies