¿Por qué mi perro ladra a todo?

Los perros ladran por muchas razones: para expresar cómo se sienten, para compartir información importante y para llamar la atención sobre algo que les preocupa. Además de las expresiones faciales, el lenguaje corporal y otras vocalizaciones, los ladridos son un importante medio de comunicación para los perros. Las personas a menudo encuentran molesto a un perro que ladra, pero es importante recordar que están tratando de transmitir la información necesaria desde la perspectiva del perro.

Los perros no deben ser castigados o gritados por ladrar. Cuando los ladridos causan problemas a quienes los rodean, comprender por qué un perro ladra puede ser de gran ayuda para abordar el problema y encontrar técnicas de entrenamiento positivas para resolverlo.

¿Por qué ladran los perros?

Al igual que sus parientes salvajes, los perros domésticos tienen una amplia variedad de vocalizaciones que los ayudan a comunicarse, y con el tiempo han perfeccionado la forma de usar estos sonidos con los humanos. Los estudios sobre perros y cánidos salvajes como lobos y zorros han demostrado que los perros no solo tienden a vocalizar más cuando están cerca de humanos, sino que también han desarrollado formas únicas de comunicación verbal.

Los perros son expertos en leer las respuestas humanas y pueden adaptar sus vocalizaciones para transmitir información específica sobre los deseos y estados emocionales de las personas. Y las personas han aprendido a comprender estas señales verbales de los perros: en estudios en los que las personas escucharon grabaciones de perros ladrando en diversas situaciones, pudieron identificar el estado emocional de los perros.

El ladrido es una de las vocalizaciones más conocidas y utilizadas en los perros (otras incluyen gemidos y gruñidos). El ladrido de un perro es único para cada raza y variación individual. Razas como Shar-Pei, Chow-Chow y Basenji tienden a ladrar menos que otros perros, mientras que los perros de caza tienen un ladrido muy reconocible que es característico de su raza, aunque los ladridos de cada perro pueden variar.

Leer más:  Perros Chorkie

¿Qué intentan comunicar los perros cuando ladran?

Un perro ladra para llamar su atención sobre algo en el área, p. una entrega de paquetes, alguien que se acerca a la puerta cuando quiere jugar, cuando está aburrido o ansioso, como saludo cuando tiene miedo, o cuando quiere salir o entrar. Pueden ladrar para mostrar que están emocionados por algo, como una caminata o un viaje en automóvil.

Algunos perros ladran para expresar incertidumbre cuando encuentran algo nuevo o cuando quieren atención. Los perros también pueden ladrar algo que pueden ver, oler u oír y que tú no puedes. Vivir con un perro puede ayudarte a aprender a reconocer qué significan sus diferentes ladridos y cómo puedes satisfacer mejor sus necesidades.

Señales de que ladrar es un problema

Aunque los perros están especialmente adaptados para vivir con humanos y han desarrollado estrategias para "hablar" de manera efectiva con sus humanos, estos métodos de comunicación a veces fallan. A menudo, el perro intenta decirte algo, pero el mensaje no llega o no se entiende. En estos casos, el ladrido de un perro se puede catalogar como "excesivo" o "innecesario" cuando, desde el punto de vista del perro, es totalmente necesario.

Por ejemplo, si un perro que se queda solo en el patio todo el día ladra sin cesar, esto puede ser una señal de que el perro está aburrido y solo y la situación debe cambiar para mejorar el bienestar del perro. Otras causas de ladridos en perros incluyen:

  • miedo
  • advertencia
  • miedo
  • búsqueda de atención
  • Esfuerzos
  • Reacciones excesivas a estímulos, como transeúntes o pájaros en el jardín.
  • Disfunción cognitiva en perros mayores
Leer más:  Chi Poo

Si su perro muestra un cambio en el comportamiento y ladra más de lo normal, ladra en momentos inusuales y en situaciones inapropiadas, o ha habido un cambio en los ladridos de su perro, primero lleve a su perro a un veterinario para descartar causas médicas subyacentes. Si no hay causas físicas subyacentes, también puede hablar con su veterinario sobre cómo controlar los ladridos, siempre que los métodos sugeridos no sean violentos y no castiguen al perro ni creen una experiencia negativa.

Cómo dejar de ladrar en los perros

Nunca debe intentar "evitar" que un perro ladre, ya que es una parte importante de su capacidad para comunicarse. No permitir que un perro ladre crea frustración y afecta la felicidad y el bienestar de su perro. Si los ladridos de su perro están causando un problema, ya sea para usted, otros miembros de la familia o vecinos, siga estos pasos para tratar de ayudar a su perro a ladrar menos en ciertas situaciones.

  1. Averigüe qué desencadena los ladridos. ¿Es cuando el repartidor llega a la puerta o cuando el perro se queda solo? Mantenga un diario de las horas del día y las circunstancias que hacen que su perro ladre.
  2. Una vez que descubras qué desencadena los ladridos, puedes trabajar para reemplazarlo con otro comportamiento. Si los ladridos están relacionados con la puerta de entrada, enséñele a su perro a caminar hacia una alfombra y sentarse para recibir un premio cuando suene el timbre. Si su perro no está motivado por la comida, un juguete divertido también puede servir como recompensa.
  3. Si su perro ladra para llamar la atención, intente reforzar otros comportamientos, como tocarse la nariz o el contacto visual, para pedir atención en su lugar. Siempre dale premios y elogios por los comportamientos que quieres que tu perro use en lugar de ladrar.
  4. No deje a su perro afuera desatendido por largos períodos de tiempo. Si su perro ladra por la soledad, vea si puede cambiar su horario para pasar más tiempo en casa y buscar opciones de guardería para perros, citas para jugar y cuidado de la casa para que su perro no esté solo con tanta frecuencia.
  5. Asegúrese de que su perro haga mucho ejercicio y actividades divertidas para mantenerlo física y mentalmente desafiado. Hay muchos rompecabezas y juguetes geniales para mantener a tu perro ocupado cuando no estás en casa.
Leer más:  Cómo lidiar con tu perro cerca de personas con fobia a los perros

Nunca use lo siguiente:

  • castigo
  • Golpear, gritar o lanzar objetos
  • Choque, citronela u otros collares de "ladridos"
  • Collares de púas o de estrangulamiento

Estas técnicas usan el castigo para crear una asociación negativa entre el comportamiento no deseado (ladridos) y una respuesta incómoda o dolorosa de su parte. Hay muchos problemas con estas técnicas, incluida la creación de miedo y posiblemente agresión en su perro, y la erosión del vínculo entre usted y su perro, lo que hace que su perro no confíe en usted. A menudo, estas técnicas realmente no resuelven el problema, ya que su perro aprenderá a evitar el comportamiento a su alrededor, pero en realidad no aprenderá qué hacer en su lugar.

Ladrar por miedo o ansiedad, incluida la ansiedad por separación, puede requerir atención veterinaria para abordar el problema subyacente. Trabajar con un entrenador profesional puede ser muy útil si tiene dificultades para cambiar el comportamiento de ladridos de su perro, pero asegúrese de que solo utilice métodos de entrenamiento no violentos y de refuerzo positivo. Nunca use un entrenador que castigue a su perro o le cause dolor o miedo.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir