¿Pueden los perros beber jugo de arándano?

Los arándanos son ricos en nutrientes y antioxidantes, que se dice que desempeñan un papel en todo, desde estimular el sistema inmunológico hasta reducir la inflamación en el cuerpo. Pero al igual que las naranjas, el hecho de que la fruta sea saludable no significa necesariamente que el jugo sea saludable, y ese suele ser el caso cuando se trata de ofrecerle a su cachorro jugo de arándano debido al azúcar agregado. He aquí por qué a veces se ofrece jugo de arándano a los perros y cómo hacerlo de manera segura.

¿Es seguro el jugo de arándano para perros?

Aunque los antioxidantes en los arándanos pueden desempeñar un papel en la salud de varios sistemas, el problema es que el hecho de que las bayas tengan beneficios para la salud no significa necesariamente que el jugo los tenga.

Mientras que la baya agria roja es baja en calorías y también contiene vitamina C, fibra y potasio, el jugo de arándano tiene un alto contenido de azúcar y puede contener otros ingredientes que pueden ser dañinos para su cachorro. También debe evitar ofrecerle a su perro salsa de arándanos por la misma razón. Cuando los arándanos se consumen en forma de jugo (o gelatina), tanto los humanos como los animales se pierden algunos de los beneficios clave para la salud de la fruta, como: B. Fibra dietética, que puede ayudar a controlar el azúcar en sangre en diabéticos y la salud intestinal.

Además, se cree que los arándanos rojos enteros (cuando se ofrecen con moderación) mejoran la salud de la vejiga de su perro y combaten las bacterias que causan el mal aliento. Esta es la razón por la cual el arándano rojo que combate enfermedades se usa en algunas recetas de alimentos para perros para todas las vitaminas y minerales.

Leer más:  Alimentos para perros y consejos básicos de alimentación

¿Beber jugo de arándano puede beneficiar a los perros?

Como muchas frutas, los arándanos están repletos de nutrientes y antioxidantes. Muchos jugos de arándanos disponibles están cargados de azúcar y otros ingredientes que no son aptos para Fido, por lo que cualquier beneficio potencial que puedan obtener de los arándanos podría verse anulado por los ingredientes no tan saludables del jugo. Por esta razón, siempre debe elegir jugo de arándano sin azúcar y leer la etiqueta cuidadosamente para identificar conservantes u otros ingredientes dañinos.

La razón por la que algunos padres de mascotas incluso ofrecen jugo de arándano a sus perros es por su capacidad para combatir las infecciones del tracto urinario (ITU). Estas dolorosas infecciones de la vejiga pueden afectar tanto a los perros como a los humanos y causar un dolor intenso en el abdomen y la parte baja de la espalda de tu perro, y una sensación de ardor al orinar. La infección puede progresar a los riñones, lo que puede provocar otros problemas de salud graves. Si su perro está lidiando con una infección urinaria, puede notar síntomas como esfuerzo o dolor o molestias al orinar.

Sin embargo, el arándano se ha considerado durante mucho tiempo un remedio seguro para este problema. Los arándanos contienen proantocianidinas, compuestos que pueden evitar que las bacterias se adhieran a la pared de la vejiga y provoquen una infección. De hecho, algunos estudios en humanos han demostrado que beber jugo de arándano puede incluso ayudar a prevenir las infecciones urinarias en primer lugar.

Si su veterinario diagnostica una infección urinaria en su cachorro, es posible que le recete medicamentos o antibióticos para combatir el problema. Otras formas de evitar que su perro desarrolle una UTI es asegurarse de que esté bebiendo suficiente agua, cuidándolo bien (especialmente alrededor del área genital) y dándole descansos frecuentes para ir al baño.

Leer más:  Características y cuidados de la raza canina

Los peligros del jugo de arándano para perros

Aunque los arándanos no son tóxicos para los perros, eso no significa necesariamente que desee permitir que su perro beba jugo de arándano. Un problema de salud con la fruta es que el alto contenido de azúcar y ácido puede causar problemas gastrointestinales a su perro, incluidos vómitos y diarrea, y ofrecerle jugo (o cualquier bebida que no sea agua) siempre conlleva este riesgo. Si su perro experimenta estos síntomas después de beber jugo de arándano, deberían desaparecer por sí solos; Si este no es el caso, debe consultar a su veterinario.

También existe la posibilidad de que su perro sea alérgico a los arándanos. Por lo tanto, si le ofrece a Rover algo de la fruta o el jugo, siempre debe comenzar con una cantidad muy pequeña y luego monitorear a su mascota para detectar síntomas.

La mejor manera de brindarle a su perro los beneficios potenciales de los arándanos sin que realmente los beba es usando un suplemento de extracto de arándanos. Esto se ha mostrado prometedor en el tratamiento y la prevención de infecciones urinarias en perros, pero no es una terapia comprobada. La cantidad requerida del ingrediente activo (las proantocianidinas) variará en cada producto, así que consulte con su veterinario para determinar qué fórmula y dosis son las adecuadas para su perro.

Por supuesto, ofrecer arándanos en forma de jugo o pastillas a su perro siempre debe discutirse primero con su veterinario, ya que cada perro (y su salud) es único.

Leer más:  Cachorro con estos consejos de alimentación
¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir