¿Pueden los perros comer ajo?

El ajo agrega un sabor delicioso a todo tipo de platos salados y tiene una variedad de beneficios para la salud de los humanos. ¡Se ha demostrado que ayuda con el colesterol, la presión arterial, las enfermedades cardíacas e incluso combate el resfriado común!

Desafortunadamente, esto no se aplica a nuestros perros. El ajo y todos los demás miembros de la familia de plantas Allium, que incluye otros alimentos básicos para cocinar como cebollas, cebolletas y cebolletas, son tóxicos si se ingieren.

¿Por qué el ajo es tóxico para los perros?

El ajo y todos los miembros de la familia de los puerros contienen compuestos químicos que, si bien son completamente inofensivos para los humanos, pueden ser dañinos para los perros. Los compuestos que se encuentran en el ajo, en particular, pueden dañar los glóbulos rojos de tu perro y causar un tipo de anemia llamada anemia hemolítica. Los perros que han ingerido ajo también pueden mostrar signos de malestar gastrointestinal ya que su tracto gastrointestinal no está acostumbrado a digerirlo.

¿Qué partes de una planta de ajo son tóxicas para los perros?

Puedes comprar tu ajo en el supermercado, ya sea en bulbos enteros o en frascos previamente picados. Si tiene un huerto y lo usa mucho para cocinar, es posible que tenga una o dos plantas en su jardín.

Todas las partes de una planta de ajo deben considerarse tóxicas para su perro. Un perro que se ha comido las hojas o los tallos de una planta de ajo debe recibir el mismo trato que uno que se ha comido el bulbo o los dientes.

Leer más:  Características y cuidados de la raza canina

¿Cuánto ajo es tóxico para los perros?

El ajo es uno de los miembros más tóxicos de la familia de los puerros. La toxicidad del ajo se ha identificado en dosis tan bajas como 5 gramos de ajo por kilogramo de peso corporal. La toxicidad puede acumularse cuando el ajo se administra en cantidades más pequeñas durante un período de tiempo relativamente corto.

Cabe señalar que el diente de ajo promedio solo pesa alrededor de 5 gramos, por lo que la mayoría de los perros necesitarían comer mucho ajo para experimentar efectos secundarios. Por supuesto, todos los perros son diferentes y tu perro puede ser más sensible que la mayoría. Tenga en cuenta que el ajo en polvo es mucho más fuerte que el ajo fresco. Estos se pueden encontrar en productos como paquetes de especias y mezclas de sopa. Incluso si su perro come un poco de ajo, es una buena idea consultar con su veterinario para estar seguro.

Síntomas de la toxicidad del ajo

La anemia hemolítica puede ser una afección grave. Si no se trata a tiempo, la condición de su perro puede deteriorarse rápidamente, por lo que es importante conocer los signos.

Los signos de anemia hemolítica causada por la toxicidad del ajo pueden incluir:

Cuando se destruyen los glóbulos rojos de su perro, su perro será menos bueno para transportar oxígeno a todas las partes de su cuerpo. Esto explica la debilidad y el letargo. También puede ser responsable de la respiración rápida, ya que su perro podría estar tratando de compensar al llevar más oxígeno a sus pulmones.

Leer más:  ¿Pueden los perros comer canela?

Las encías pálidas son un resultado directo de la anemia de su perro, ya que los glóbulos rojos sanos son los que le dan a las encías de su perro su color normal. Por supuesto, algunos perros suelen tener las encías de color rosa pálido, por lo que es importante saber cuál es el color normal de las encías de su perro.

El ajo también puede causar malestar gastrointestinal, cuyos síntomas pueden incluir:

Si nota alguno de los síntomas anteriores en su perro, especialmente los síntomas de la anemia hemolítica, busque atención médica de inmediato.

Tratamiento de la toxicidad del ajo en perros

Cuando lleve a su perro al veterinario, el curso del tratamiento puede variar según la cantidad de ajo que haya comido y cuándo lo haya comido.

Si no ha pasado mucho tiempo desde la ingestión, su veterinario puede recetarle medicamentos para inducir el vómito. Esto puede ser efectivo cuando el ajo no ha tenido suficiente tiempo para ser absorbido y afectar los glóbulos rojos. Después de que su perro haya vomitado, su veterinario puede recetarle otro medicamento para detener más vómitos. También puede darle carbón activado, ya que esto ayudará a prevenir la absorción de cualquier resto de ajo en el tracto gastrointestinal.

Los análisis de sangre se realizan para evaluar el recuento de glóbulos rojos de su perro y la función de sus órganos. Incluso si el análisis de sangre inicial es normal, su veterinario puede recomendar que lo revise nuevamente, ya que es posible que no se observen signos de toxicidad durante algunos días. Si tu perro desarrolla anemia severa, puede ser necesaria la hospitalización y la fluidoterapia. En casos extremos, se requieren transfusiones de sangre.

Leer más:  ¿Pueden los perros comer quinua?

Se requiere un tratamiento rápido y completo para la anemia severa causada por la toxicidad del ajo. Si no se rastrea, puede resultar fatal. Por lo tanto, la ayuda veterinaria inmediata es importante.

Alternativas herbales seguras

El ajo puede no ser seguro para tu perro, pero eso no significa que todas las verduras con las que cocinas sean peligrosas. Las judías verdes, las zanahorias y los pepinos son ejemplos de alternativas saludables y seguras para que su perro coma un refrigerio mientras cocina.

Por supuesto, como con cualquier golosina o alimento nuevo, consulte a su veterinario antes de ofrecérselo a su perro y siempre aliméntelo con moderación. Los bocadillos y las golosinas no deben representar más del 10 por ciento de la dieta regular de su perro.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir