¿Pueden los perros comer kiwi?

Los kiwis son frutas pequeñas que tienen mucho sabor y son dulces y picantes. Esta pequeña fruta está repleta de nutrientes humanos como vitamina C, vitamina K, vitamina E, ácido fólico y potasio, pero ¿qué pasa con los perros? Siga leyendo para averiguar si puede compartir su kiwi con su cachorro.

¿Es seguro que los perros coman kiwi?

Si bien puede parecer una respuesta fácil a si su perro puede disfrutar del kiwi con usted, puede ser un poco complicado. La respuesta corta es sí, el kiwi es una fruta relativamente segura para los perros. Se recomienda quitar la piel y las semillas antes de dárselo a su perro como premio.

Al igual que con cualquier alimento nuevo, siempre es una buena idea introducir el kiwi a su perro lentamente para que pueda determinar fácilmente si su perro tiene alergia, intolerancia o problemas digestivos.

Aunque hay muchos beneficios de comer kiwi para los humanos, los beneficios promocionados para los perros no se comprenden completamente, y alimentarlos no viene sin una cierta cantidad de cuidado y discreción.

Preocupaciones potenciales de salud para los perros que comen kiwi

Aunque el interior de la fruta es un refrigerio seguro para su perro, no debe alimentar a su mascota con ninguna parte de la piel. Si bien no es tóxico, la piel del kiwi es difícil de masticar y puede representar un peligro de asfixia para los perros pequeños si se traga entera. También podría bloquear el tracto digestivo y causar serios problemas de salud. La piel dura también es generalmente más difícil de digerir y, por lo tanto, es más probable que cause problemas gastrointestinales.

Leer más:  ¿Pueden los perros comer calabaza?

Debido a que los kiwis son pequeños, nunca debes alimentar a tu perro con un kiwi entero. Mientras que las razas más pequeñas como un chihuahua no podrán meterse un kiwi entero en la boca, una raza más grande como un labrador retriever podría engullirlo de un solo bocado. Para evitar que un kiwi se atasque en la garganta de su perro, córtelo en trozos pequeños y aliméntelo en pequeñas cantidades a la vez.

Demasiado kiwi también puede causar malestar estomacal. Si su perro tiene alguno de los siguientes problemas después de comer un kiwi, comuníquese con su veterinario:

  • Vómito
  • Diarrea
  • pérdida de apetito
  • Abdomen hinchado o doloroso
  • letargo

Al igual que con todos los tipos de alimentos, la moderación es la clave. Algunas piezas de kiwi son seguras para los perros. Aunque las frutas y verduras aptas para perros generalmente se consideran golosinas saludables y bajas en grasas, la sobrealimentación puede causar malestar estomacal.

Demasiadas golosinas en general, además de una dieta saludable, pueden conducir a la obesidad canina, lo que puede causar estragos en el cuerpo de su perro, especialmente si su perro es propenso a problemas en las articulaciones como la displasia de cadera.

Elige siempre un kiwi maduro para tu perro

Los kiwis están disponibles todo el año. Escoger un buen kiwi maduro también puede hacer que la golosina sea mucho mejor para su perro. Un kiwi maduro debe ser firme, marrón y esponjoso, sin magulladuras, manchas oscuras, moho ni arrugas. Si el kiwi está magullado, arrugado o mohoso, la fruta no es apta para comer y es probable que esté demasiado madura.

Leer más:  ¿Pueden los perros comer lechuga?

Cómo servir kiwi a tu perro

Como con todas las frutas, es importante lavar y restregar bien la superficie exterior antes de prepararla. Retire la piel y corte el kiwi en trozos pequeños, del tamaño de un bocado, dependiendo del tamaño de su perro.

Alimente a su perro con kiwi como un regalo especial y no como parte de su dieta habitual. Se puede utilizar como parte de un relleno saludable para una golosina como un Kong. Esta es una excelente manera de proporcionar ejercicio mental a su perro sin sobrealimentarlo.

Incluso se puede combinar con una saludable paleta helada de frutas o vegetales para mantener a su perro fresco en un día caluroso.

En resumen, el kiwi se puede dar a los perros como un regalo raro siempre que se quite la piel y no se alimente con la fruta entera.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir