¿Pueden los perros comer piñas?

Nada es tan refrescante en un caluroso día de verano como una piña fresca. Repleto de vitaminas y antioxidantes, esta fruta puede ser un sabroso refrigerio de verano para ti y tu cachorro. Sin embargo, hay algunas cosas que debes saber antes de compartir con tu mejor amigo.

Beneficios de la piña para perros

Las piñas son refrescantes e hidratantes porque en su mayoría son agua. Sin embargo, eso no significa que solo sean calorías vacías. Las piñas son ricas en antioxidantes.

Las piñas también son ricas en vitamina C y vitamina B6. Al igual que en los humanos, la vitamina C puede ayudar a estimular el sistema inmunológico de tu perro. También tiene propiedades antioxidantes y juega un papel en la cicatrización de heridas. La vitamina B6 se usa en una variedad de funciones corporales de su perro, incluida su actividad cerebral. Finalmente, las piñas también contienen varios minerales que ayudan a mantener una piel y un pelaje saludables, así como otros tejidos conectivos.

Las piñas también contienen una enzima llamada bromelina. Se ha sugerido que este compuesto puede ayudar en el comportamiento disruptivo de comer heces. Se cree que agregar piña a la comida de su perro puede hacer que las heces sean menos atractivas. Sin embargo, es poco probable que agregar piña (o cualquier otro aditivo) a la dieta de su perro lo disuada de comer caca. La coprofagia, el término técnico para comer heces, es generalmente un problema de comportamiento que no tiene una solución fácil y rápida.

Si bien la piña es un elemento disuasorio, solo funciona en su propia caca, y la mayoría de los perros con este hábito también tienden a comer la caca de otros animales. Disuadir a su perro de comer su caca requiere tiempo, entrenamiento, paciencia, técnicas de manejo y cuidado para mantener su jardín limpio.

Leer más:  Cómo preparar comida casera para cachorros

Posibles problemas de salud con las piñas

La fruta en general tiene un alto contenido de azúcar y la piña no es una excepción. Si su perro sufre de obesidad o es diabético conocido, es posible que la fruta no sea un refrigerio adecuado para él.

Tu veterinario puede darte mejores consejos sobre qué frutas tendrían demasiada azúcar para tu perro. La piña seca (y otras frutas secas) tienen una concentración aún mayor de azúcar. Recuerda que la piña contiene mucha agua. Entonces, cuando lo quita, cambia la proporción de todos los componentes restantes.

¿Qué partes de una piña puede comer mi perro?

En realidad, solo la pulpa interna suave de la piña (la misma parte que comen los humanos) es segura para su perro. Las piñas y otras golosinas fuera de su dieta solo deben darse en pequeñas cantidades. Todas las demás partes, incluida la piel espinosa, las hojas que brotan en la parte superior y el núcleo interno no son seguras para que su perro las coma. Estas partes son todas indigestas para su perro.

En el mejor de los casos, si su perro ingiere parte de la piel, las hojas o el grano, podría tener un ataque de vómitos y/o diarrea. En el peor de los casos, necesitarían cirugía para quitar un trozo de piña que bloquea su tracto intestinal.

¿Puede mi perro comer piña enlatada?

A veces es difícil encontrar piña fresca, especialmente cuando no está en temporada. Para nosotros, comprar piña enlatada soluciona fácilmente este problema. Desafortunadamente, las piñas enlatadas en realidad pueden contener más azúcar que las frescas.

Leer más:  Los pros y los contras de una dieta de alimentos crudos para perros

Hay algunas variedades que envasan sus piñas en agua en lugar de almíbar azucarado, pero debes evitar comprar las enlatadas si puedes.

Si las latas son todo lo que tienes, pruébalo solamente Compre piñas envasadas en agua y asegúrese de enjuagar bien los trozos de piña antes de dárselos a su perro. Siempre asegúrese de que no haya sustitutos sin azúcar como el xilitol en las golosinas de piña, ya que el xilitol es tóxico para los perros.

Otras formas de alimentar a tu perro con piña

Hay otras formas de que tu perro disfrute de las piñas frescas además de tirarles unos cuantos trozos mientras cortas una. Mezclarlo con yogur natural puede hacer un adorno delicioso y nutritivo. Puede congelarlos para un refrigerio adicional en un caluroso día de verano. La piña congelada también se puede hacer puré para hacer un sorbete de piña seguro para perros. Incluso puedes arrojar un pequeño trozo de piña a la parrilla en la próxima barbacoa de tu cachorro.

Las piñas pueden ser un excelente refrigerio para usted y su perro. Sin embargo, como con cualquier golosina nueva, debe consultar con su veterinario antes de incluir piñas en la dieta de su perro. Para evitar el desequilibrio nutricional, las golosinas y los refrigerios nunca deben representar más del 10 % de la ingesta calórica diaria de su perro.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir