¿Qué hacer si tu perro tiene problemas con las garras?

Los perros usan sus uñas para una variedad de propósitos. Lo más importante es que brindan tracción y estabilidad al estar de pie, caminar y correr. También ayudan con actividades como jugar, cavar y agarrar objetos.

Asegurarse de que las garras de su perro se mantengan en una longitud adecuada y alimentarlo con una dieta balanceada y nutritiva puede ayudar a prevenir el desarrollo de problemas, pero las lesiones, enfermedades e infecciones aún son posibles.

Los problemas serios en las uñas pueden afectar significativamente la calidad de vida de su perro. El dolor de uñas en los perros suele ser peor que en los humanos porque los perros ponen peso sobre las uñas cuando caminan. La detección temprana puede facilitar el tratamiento y ayudar a prevenir el dolor y la incomodidad continuos de su perro.

La anatomía de una uña de perro.

Las uñas de los perros contienen un vaso sanguíneo y un nervio rodeados de queratina gruesa y dura. La parte dentro de la uña con el vaso sanguíneo y el nervio a menudo se denomina "rápida". El nervio y el vaso sanguíneo de la uña generalmente terminan frente a la capa de queratina, por lo que es posible que notes que el resto de la uña está hueca o incluso llena de desechos. El lugar donde la uña emerge de la pata se llama lecho ungueal.

Signos de problemas en las garras de los perros

Los problemas de las uñas en los perros pueden presentarse de diferentes formas dependiendo de la causa del problema. Cualquiera de los siguientes signos puede indicar un problema que requiere atención veterinaria.

  • Cojear o sostener la pata
  • Lamerse excesivamente las patas o las uñas.
  • Uñas quebradizas
  • uñas descoloridas
  • sangrado o secreción de la uña o del lecho ungueal
  • Hinchazón y/o enrojecimiento de la uña o lecho ungueal

Causas comunes de problemas en las uñas de los perros

Los problemas con las garras de los perros a menudo son causados ​​por lesiones, enfermedades o incluso por una dieta deficiente. Algunos de los problemas más comunes se enumeran a continuación.

Accidentes en el cuidado de las uñas

Muchos de nosotros hemos experimentado el impacto de cortar las uñas de un perro con demasiada fuerza. Es bastante fácil realizar accidentalmente este "aceleración" y resulta en la ruptura del vaso sanguíneo y el nervio dentro de la uña. El sangrado abundante es común y tiende a ser muy doloroso para el perro.

Si accidentalmente corta el rápido, se recomiendan los siguientes pasos:

  1. Trate de mantener la calma. El sangrado puede parecer profuso, pero la lesión probablemente no sea tan grave como parece.
  2. Aplique presión con un paño o una toalla de papel mientras obtiene algo para detener el sangrado.
  3. Si tiene polvo estíptico (una marca es Kwik Stop), puede sumergir la uña en un poco de polvo y presionar el polvo en el extremo de la uña que sangra. Si no tiene este producto, la maicena o la harina pueden funcionar en caso de necesidad, pero son menos efectivos y más lentos para detener el sangrado.
  4. Trate de mantener a su perro tranquilo y quieto mientras espera que se detenga el sangrado.
  5. Comuníquese con su veterinario si el sangrado dura más de 15 minutos, si la uña o la pata se ven hinchadas, o si su perro cojea o levanta la pata.

lesiones en las uñas

Las lesiones en las uñas son relativamente comunes en los perros. Puede quedar atrapado fácilmente en objetos mientras camina, lo que hace que la uña se rompa o se parta.

Si cree que su perro tiene una lesión en la uña, tómese el tiempo para examinar la pata de cerca. Detén cualquier sangrado y limpia el área si tu perro te lo permite. Si solo se lesionó la porción de queratina de la uña, debería poder recortar los bordes afilados y luego controlar la pata.

advertencia

Un veterinario debe evaluar una lesión en la uña que afecte la uña o el lecho ungueal, o que se vea roja, hinchada o cause una secreción.

infecciones de las uñas

Los perros pueden desarrollar paroniquia, una infección del lecho ungueal. Sin embargo, las infecciones de las uñas también pueden estar relacionadas con alergias, otros problemas de la piel, lesiones o enfermedades de las uñas. Las infecciones del lecho ungueal suelen ser bacterianas o fúngicas.

  • Infecciones bacterianas de las uñas: Estos a menudo causan hinchazón en la base de la uña y el dedo de la pata. El área puede estar roja y caliente al tacto. También puede haber una secreción del área que parece pus o líquido. Es común que el perro lama o mastique la pata afectada y cojee. Las infecciones bacterianas pueden ser causadas por una lesión que no ha recibido la atención médica adecuada, pero también pueden estar relacionadas con otras afecciones de las uñas o la piel.
  • Infecciones por hongos en las uñas: También llamados onicomicosis, estos pueden hacer que las uñas se sequen, se vuelvan quebradizas y quebradizas. Para diagnosticar y tratar adecuadamente una infección por hongos, su veterinario deberá raspar el área afectada para identificar el hongo y, en general, recetará medicamentos antimicóticos tópicos u orales para tratar el problema.

Además de los antibióticos o antifúngicos, el tratamiento para las infecciones de las uñas incluye varios medicamentos tópicos u orales y, posiblemente, baños de pies medicados. Algunas infecciones tardan mucho en sanar y requieren un cuidado cuidadoso tanto del veterinario como del propietario.

Las alergias alimentarias o ambientales que causan picazón y masticación en las patas también pueden ser causas comunes de infecciones del lecho ungueal resultantes. Es posible que su perro necesite hacer cambios en el estilo de vida y/o en la dieta para reducir la reacción alérgica.

Dieta pobre

Algunos signos comunes de que un perro no está recibiendo el equilibrio adecuado de vitaminas, minerales y otros nutrientes en su dieta incluyen uñas quebradizas, pelaje de mala calidad, pérdida de peso y letargo.

Su veterinario trabajará con usted para crear un plan de nutrición que ayude a su perro. Nunca alimentes con una dieta casera ni le des ningún suplemento sin antes consultar a tu veterinario.

Enfermedades autoinmunes

Algunas enfermedades autoinmunes afectan las uñas, mientras que otras afectan todo el cuerpo. Puede tomar tiempo para que los veterinarios diagnostiquen enfermedades autoinmunes porque hay muchas pruebas para diagnosticar el problema. El tratamiento varía según la afección, pero a menudo implica el uso a largo plazo de medicamentos inmunosupresores.

tumores

Los tumores pueden crecer en las patas o lechos ungueales y afectar el crecimiento de las uñas. Algunos de estos tumores son cancerosos y pueden ser muy destructivos para el área afectada. Es posible que su veterinario necesite tomar muestras y tomar radiografías (rayos X) para tener una mejor idea de lo que se está tratando. El tratamiento puede incluir cirugía, quimioterapia y/o radioterapia.

Cómo prevenir problemas en las uñas de los perros

La mejor manera de prevenir problemas en las uñas de tu perro es cuidarlas bien. Mantener las garras cortas (teniendo cuidado de no cortar la herida) puede ayudar a su perro a evitar lesiones. El recorte regular también le permite mirar las uñas de su perro y detectar potencialmente un problema antes de que se vuelva serio.

Si nota un problema en las uñas, comuníquese con su veterinario inmediatamente para que lo aconseje. Además, asegúrese de llevar a su perro al veterinario para controles de salud de rutina una o dos veces al año, según lo recomiende su veterinario. También es importante alimentarlos con una dieta equilibrada, completa y de alta calidad que cumpla con los estándares de su veterinario.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Siempre consulte a su veterinario con cualquier pregunta de salud, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial médico de la mascota y pueden brindarle las mejores recomendaciones para su mascota.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Sialocele en perros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir