Razones por las que los perros comen hierba y cómo evitarlo

Comer pasto parece ser bastante común en los perros y no es tan extraño como algunos de los otros hábitos alimenticios que los cachorros suelen tener. La razón de este comportamiento de búsqueda de alimento no está del todo clara, aunque algunos perros simplemente disfrutan comiendo hierba. Para otros perros, sin embargo, ingerir hierba puede ser una forma de satisfacer una necesidad nutricional no satisfecha o incluso inducir el vómito para aliviar el malestar estomacal. O a veces simplemente lo hacen porque están aburridos.

¿Por qué los perros comen hierba?

Muchos perros tienen una condición conocida como picalo que significa que comen cosas que no son alimentos, como tierra, excrementos, juguetes y pasto. Sin embargo, la mayoría de los expertos coinciden en que comer hierba es un comportamiento canino normal y que este tipo de pica no suele causar demasiados problemas, si es que los hay. Entonces, ¿por qué hierba?

La hierba sabe bien

Es seguro asumir que algunos perros simplemente disfrutan el sabor y la textura de la hierba. También existe cierta especulación de que el pastoreo de pasto puede proporcionar fibra o cantidades mínimas de vitaminas y minerales que no son adecuadas en los alimentos comerciales para perros.

El perro doméstico moderno generalmente tiene una dieta limitada, pero sus parientes salvajes continúan disfrutando de una dieta variada. Los coyotes, por ejemplo, suelen comer materia vegetal que se encuentra en los estómagos e intestinos de sus presas. De hecho, muchos perros salvajes comen raíces, hierbas y bayas además de la carne que matan o capturan.

Esta tendencia a comer plantas también se reflejará en el comportamiento de tu perro. Además de la hierba, es probable que su cachorro disfrute de vez en cuando de bocadillos seguros de plantas crudas, como rodajas de plátano, judías verdes, fresas o incluso rodajas de manzana. También puede encontrar que su perro rechaza ciertas frutas y verduras crudas, como el brócoli, pero realmente las disfruta cocinadas.

Leer más:  4 razones por las que tu perro cava y cómo detenerlo

inducir el vómito

Comer hierba no siempre provoca vómitos, pero a veces puede ocurrir, especialmente en perros que no comen hierba con regularidad. Es posible que estos herbívoros ocasionales intenten usarlo como emético natural para inducir el vómito cuando se sientan incómodos.

Puedes notarlo si tu perro tiene un poco de gas antes de salir a la calle a hacer sus necesidades o después de comer algo que no debe. Su caca también puede estar un poco líquida, descolorida o anormal, y el perro puede parecer un poco deprimido o con menos energía de lo normal.

Una vez que su perro esté afuera con esa barriga hinchada, puede comenzar a tragar hierba. Las hebras largas y cosquilleantes pueden hacer que vomite lo que sea que le haya causado malestar estomacal. Una vez hecho esto, puede volver a sus actividades normales bastante pronto y no mostrar otros signos de enfermedad.

matar el aburrimiento

Algunos expertos creen que los perros aburridos comen pasto solo porque les da algo que hacer. Muy a menudo, esto sucede en perros que no hacen suficiente ejercicio, especialmente en perros jóvenes y cachorros que tienen mucha energía acumulada para quemar.

Próximos pasos

Comer hierba de vez en cuando no es motivo de preocupación. Si su perro está comiendo pasto por aburrimiento o por falta de nutrientes, puede hacer cambios simples para agregar algo de "condimento" a la vida y al plato de comida de su cachorro. Sin embargo, hay momentos en los que debe detener este comportamiento por la seguridad de su perro y otros momentos en los que puede ser una señal de que su cachorro está gravemente enfermo.

Leer más:  6 lugares donde a los perros les gusta que los acaricien

  • Los perros domésticos pueden complacer su impulso de comer mordisqueando las plantas de interior. Esta puede ser una actividad peligrosa o incluso mortal, dependiendo de la especie de planta. Para estar seguro, evite cultivar plantas potencialmente venenosas en interiores o exteriores.
  • Si no puede o no quiere evitar cultivar plantas que son venenosas para los perros, mantenga las plantas en un área a la que su perro no pueda acceder. O entrena para que tu perro sepa qué plantas o áreas están prohibidas en tu casa o jardín.
  • Nunca Deje que su perro coma hierba tratada químicamente, ya que puede causar intoxicación. Incluso si no usa herbicidas o pesticidas en su propio césped y jardín, su vecino podría hacerlo. Las sustancias tóxicas pueden ingresar a su jardín a través de la escorrentía del agua o el viento, especialmente si se aplica en un día ventoso. Esto también se aplica a áreas públicas como parques donde el césped puede haber sido tratado.
  • Dale a tu cachorro amante de la hierba una alternativa para satisfacer sus antojos. Por ejemplo, puede proporcionarle a su perro un parche o un recipiente de pasto de trigo saludable para comer. Las tiendas de mascotas a menudo tienen kits de cultivo de hierbas y malezas que también son seguros para los perros.
  • Asegúrate de que tu perro haga suficiente ejercicio todos los días. Esto incluye ejercicio físico y mental para ahuyentar el aburrimiento. Hacer tiempo para jugar con su perro y trabajar en su entrenamiento diario puede marcar una diferencia significativa en la supresión de los comportamientos relacionados con el aburrimiento.
  • Un aumento repentino en el consumo de alimentos puede ser una señal de que su perro está enfermo o le faltan nutrientes vitales. Mantenga un registro de las actividades de su perro para que pueda discutirlas con su veterinario si es necesario.
  • Examine los ingredientes de la comida de su perro para ver si realmente proporciona una dieta equilibrada con todos los nutrientes que su perro necesita. Cambiar a un alimento que sea más rico en fibra o que mejore la digestión en general puede reducir la necesidad de su cachorro de su suplemento de hierba.
Leer más:  ¿Por qué los perros patean después de hacer caca?

advertencia

Si su perro pasta repetidamente durante más de dos días seguidos y vomita cada vez, esta es una señal de que debe llevar a su perro al veterinario. Un malestar estomacal crónico debe evaluarse lo antes posible para descartar parásitos intestinales como lombrices intestinales o algo más grave como parvovirus o enfermedad renal.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Siempre consulte a su veterinario con cualquier pregunta de salud, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial médico de la mascota y pueden brindarle las mejores recomendaciones para su mascota.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir