Razones por las que los perros orinan en la cama y cómo evitarlo

Si tu perro orina en tu cama, lo más probable es que estés más que frustrado. La orina de perro puede arruinar tu cama. Además, una vez que el olor a orina está presente, se puede engañar a su perro para que vuelva a orinar en el lugar.

Tu cama es atractiva, suave, absorbente y huele a ti. Por supuesto, tu perro querrá pasar mucho tiempo allí. Mucha gente piensa que los perros orinan en la cama de su dueño como un acto de dominación o rebeldía. Sin embargo, las razones de esto pueden ser más complicadas.

¿Por qué tu perro orina en tu cama? ¿Qué puedes hacer al respecto? El primer paso para resolver este comportamiento problemático es determinar la causa. Es posible que deba ver a su veterinario para que lo ayude con la micción inapropiada, pero también tiene algunas opciones en casa.

¿Por qué los perros orinan en la cama?

Hay varias razones posibles por las que tu perro puede estar orinando en tu cama. Es importante descartar primero las causas médicas antes de intentar abordar posibles problemas de comportamiento.

problemas del tracto urinario o de los riñones

Las infecciones del tracto urinario en los perros a menudo provocan accidentes urinarios. Su veterinario puede necesitar una muestra de orina para realizar un análisis de orina. Si su perro tiene una infección del tracto urinario, se necesitarán antibióticos para eliminarla. Otros problemas del tracto urinario pueden dificultar que los perros controlen la actividad de la vejiga.

Otros posibles problemas urinarios en los perros incluyen cistitis (inflamación de la vejiga), cristales en la orina, cálculos en la vejiga, anomalías estructurales, enfermedad renal e incluso tumores. La mayoría de los problemas urinarios se pueden tratar con medicamentos, suplementos o cambios en la dieta. En casos más extremos, problemas como cálculos en la vejiga pueden requerir cirugía.

Leer más:  Cómo lidiar con tu perro cerca de personas con fobia a los perros

Ciertas enfermedades, como la diabetes y la enfermedad de Cushing, también pueden afectar el tracto urinario.

incontinencia

Los perros con incontinencia urinaria pierden orina involuntariamente. Esto solo puede ocurrir cuando el perro está dormido, pero algunos perros con incontinencia también gotean orina cuando están despiertos. La incontinencia es relativamente común en perros mayores, pero ciertas condiciones también pueden provocar incontinencia en perros jóvenes. La incontinencia urinaria dependiente de hormonas no es infrecuente en las perras e incluso puede afectar a perros machos, aunque con menor frecuencia. Afortunadamente, hay medicamentos disponibles para ayudar.

problemas en el hogar

¿Tu perro está completamente domesticado? Algunos perros parecen estar en su mayoría domesticados, pero luego encuentran un lugar favorito para hacer sus necesidades en el interior. ¡Esta podría ser tu cama! Si crees que el problema es el allanamiento de morada, entonces es hora de trabajar más con tu perro en el entrenamiento.

Excitación, miedo, estrés o ansiedad

La micción excitada es común en los perros más jóvenes. Tienden a gotear un poco de orina cuando están demasiado excitados o cuando se colocan en una posición sumisa. Muchos perros superan este comportamiento, pero algunos necesitarán entrenamiento si persiste hasta la edad adulta.

La ansiedad, el estrés y la ansiedad pueden hacer que un perro orine de manera inapropiada. Los cambios en el entorno de su perro pueden explicar el estrés repentino. Sin embargo, las condiciones médicas subyacentes también causan estrés a su perro. Primero descarta cualquier problema de salud y luego trata de reducir el estrés de tu perro tanto como sea posible.

Leer más:  Las mejores empresas de instalación de cercas invisibles para perros de 2022

marcado territorial

Algunos perros son más territoriales que otros. A muchos les gusta marcar su territorio con orina. Sin embargo, cuando le hacen esto a tu cama, se convierte en un gran problema para ti. El marcado territorial se puede minimizar mediante la formación y los cambios de comportamiento.

Cómo evitar que tu perro orine en la cama

Si tu perro se ha hecho pis en tu cama, lo primero que debes hacer es contactar con tu veterinario. Su veterinario probablemente querrá realizar un examen físico y recolectar una muestra de orina para un análisis de orina. En algunos casos, es posible que se necesiten pruebas de laboratorio adicionales e incluso radiografías (rayos X). Su veterinario discutirá con usted un plan de tratamiento basado en los hallazgos.

Una vez que su veterinario haya descartado todas las posibles razones médicas de la micción inapropiada de su perro, es hora de trabajar para corregir el comportamiento.

Primero, evalúe el entorno de su perro. ¿Hubo algún cambio que pudiera causar estrés? Eventos como mudarse de casa, tener un bebé, agregar o quitar una mascota o un miembro de la familia, e incluso el estrés de su propia vida pueden hacer que su perro se estrese o se angustie. Un perro ansioso o inquieto no podrá aprender cosas nuevas, por lo que es necesario desestresarse antes de comenzar a entrenar. Su veterinario puede ayudarlo con medicamentos o suplementos contra la ansiedad.

El primer paso para enseñarle a tu perro a dejar de orinar en tu cama es limitar el acceso a tu cama cuando no estés cerca. Mantenga la puerta del dormitorio cerrada mientras no esté. Si es necesario, mantenga a su perro en una jaula durante un tiempo adecuado cuando no esté. Cuando esté en casa, saque a su perro a orinar regularmente. Solo deje que su perro se suba a la cama cuando usted esté en la cama.

Leer más:  ¿Por qué los perros se huelen el trasero?

Si su perro comienza a orinar de manera inapropiada en otro lugar, entonces la jaula es el mejor lugar para que vaya mientras usted no está. Lleva a tu perro a orinar en cuanto llegues a casa. Luego sácalo cada vez que coma, beba o se despierte. Recompénselo por orinar al aire libre, pero no lo castigue por orinar de manera inapropiada. Si encuentras a tu perro orinando en la cama o en algún otro lugar inapropiado, interrúmpelo con un "oh, oh" o "no", y luego llévalo afuera de inmediato para terminar.

El entrenamiento para corregir la micción inapropiada puede tomar tiempo y volverse frustrante. Busque la ayuda de un entrenador de perros o un especialista en comportamiento animal si no ve buenos resultados.

¿Te ha resultado útil este post ?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir