Razones por las que los perros se vuelven agresivos de repente y cómo detenerlo

La agresión repentina en su perro puede ser aterradora y desagradable. Por lo general, si tu perro adulto ha estado contigo por un tiempo, puedes predecir su comportamiento en diferentes situaciones, y no esperas que se vuelva irritable. Si su perro feliz y cariñoso de repente muestra un comportamiento agresivo sin razón aparente, estamos aquí para ayudarlo.

La clave para lidiar con este cambio en el comportamiento es primero tratar de determinar la causa. Al mismo tiempo, es importante proteger a su perro, así como a sus amigos humanos, familiares, otras mascotas y a usted mismo buscando la ayuda de su veterinario de inmediato.

Mientras tanto, maneje al perro con cuidado y sin agresividad, y tome medidas para controlar su agresividad hasta que pueda descubrir qué lo está causando e, idealmente, encontrar una solución segura y viable.

¿Por qué los perros de repente se vuelven agresivos?

La agresión del perro hacia los humanos puede incluir una variedad de comportamientos, como ladrar, saltar, gruñir, gruñir, morder, pellizcar y morder. Los perros también pueden tener "agresividad con la correa", que ocurre cuando salen a caminar y puede incluir embestidas, tirones y ladridos, principalmente en otros perros.

No es normal que una persona feliz adopte repentinamente un comportamiento agresivo sin motivo aparente. Si observa más de cerca y siempre solicita la ayuda de su veterinario, es posible que pueda descubrir la causa del cambio de comportamiento de su perro.

  • La ansiedad puede producir cambios repentinos de comportamiento y temperamento, como la agresión. Si la agresión es temporal, es posible que su perro simplemente esté reaccionando a una amenaza percibida. Sin embargo, sigue siendo importante averiguar por qué su perro ha reaccionado de la forma en que lo hizo si no lo ha hecho en el pasado. No querrás que te sorprendan ni que pongas a tu perro en una situación que pueda provocar otro ataque.
  • Muchos problemas de salud comunes también pueden afectar la personalidad de su perro y algunos pueden ser graves. Esto es especialmente común a medida que su perro envejece y comienza a desarrollar enfermedades relacionadas con la edad. En algunos casos, la agresión repentina en un perro mayor puede estar relacionada con la disfunción cognitiva canina o la demencia.
  • Si la agresividad de tu perro va acompañada de otros síntomas como pérdida de pelo, aumento de peso o letargo, podría ser un signo de hipotiroidismo. Si se acompaña de convulsiones o cambios de humor rápidos, podría provocar convulsiones. El daño cerebral en ciertas áreas del cerebro debido a tumores, problemas de tiroides y traumatismos también puede provocar problemas de ira.
  • Una infección de oído podría ser la causa si tu perro de repente se vuelve agresivo con los ruidos fuertes.
  • Si la comida hace que tu perro esté de mal humor, un problema dental puede ser el culpable.
  • Una lesión podría ser la causa de la agresión repentina de su perro cuando parece tener dolor. Para explorar esta posibilidad, comience con un examen físico superficial. Compruebe si hay hinchazón, cortes, almohadillas rotas, picaduras de insectos o puntos sensibles. Cualquier cosa que parezca inusual podría lastimar a tu perro y provocar agresión.
  • Revise el interior de la boca de su perro cuando se sienta cómodo haciéndolo para determinar si un objeto extraño está causando la agresión. Puede ser una perspectiva aterradora cuando el perro se siente irritable, pero el problema podría ser tan simple como que un trozo de comida, un juguete o un palo queden atrapados en los dientes de su perro. Sin embargo, si su perro lo amenaza de alguna manera, deje el examen oral a su veterinario.
  • Tenga en cuenta cualquier otro síntoma, como vómitos, diarrea, pérdida de apetito y letargo, y anote esta información para compartirla con su veterinario.

Próximos pasos

Independientemente de si puede determinar la causa de la agresión repentina de su perro, es importante que lo lleve al veterinario lo antes posible. Si el perro ha pasado por un cambio de personalidad, es grave y debes averiguar qué es lo que está mal.

  • El veterinario discutirá el historial médico y de comportamiento de su perro y realizará un examen físico completo. El primer objetivo es descartar lesiones y otros problemas médicos. Es posible que se necesiten análisis de sangre y orina para evaluar el recuento de células sanguíneas y la función de los órganos de su perro. También se pueden necesitar radiografías para identificar el origen del problema.
  • Si su veterinario no puede encontrar un problema médico, consulte a un conductista canino certificado. Un especialista en comportamiento animal puede ayudarlo a trabajar con su perro utilizando técnicas como la modificación del comportamiento, el condicionamiento y la desensibilización, y también puede ayudarlo a decidir si vivir con su perro es demasiado riesgoso y se justifica la eutanasia.
  • Mientras trabaja con su perro en un problema de ira, es mejor limitar el contacto con extraños, otros perros o niños pequeños. Lo mejor es una regla de no y no caricias. Además, no dejes a tu perro desatendido y mantenlo siempre atado cuando vayas a pasear, a un parque o a cualquier otro lugar. No vale la pena arriesgarse a una mordedura de perro o al posible temor de su perro mientras determina de dónde proviene la agresión repentina.

Si sospecha que su mascota está enferma, llame a su veterinario inmediatamente. Siempre consulte a su veterinario con cualquier pregunta de salud, ya que han examinado a su mascota, conocen el historial médico de la mascota y pueden brindarle las mejores recomendaciones para su mascota.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Los diferentes tipos de agresión del cachorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir