Razones por las que tu perro se come tu ropa interior y cómo evitarlo

Los perros tienen muchos comportamientos extraños y hábitos inusuales. Desde perseguirse la cola hasta olfatear el trasero, los perros nos mantienen confundidos y riéndonos. Sin embargo, un hábito alimenticio anormal no es cosa de risa. Comer ropa, como calcetines y ropa interior, puede provocar una obstrucción gastrointestinal grave.

¿Por qué mi perro se come mi ropa interior?

Pica es un término que describe la compulsión de comer artículos no alimenticios que no ofrecen ningún beneficio para la salud. La condición se ve en humanos, perros, gatos y otros animales.

Los perros exploran el mundo con sus narices. Un sistema olfativo altamente desarrollado permite que los perros huelan mucho mejor que un ser humano. Cuando se encuentran con un artículo que huele fuertemente a un miembro de la familia, se sentirán atraídos por él. Incluso la ropa interior limpia puede tener olores humanos persistentes que los perros pueden detectar.

Los perros a menudo saludan a las personas con la nariz en la entrepierna. Los humanos tienen glándulas sudoríparas activas en esta región que producen feromonas y otros olores. Los perros pueden aprender mucho sobre una persona oliéndola. Lo mismo ocurre con tu ropa interior.

Una vez que tu perro ha descubierto un par de ropa interior, puede lamer y masticar la tela para explorarla o jugar con ella. Por poco atractivo que parezca, al perro le gusta el olor y el sabor. Algunos perros simplemente mastican la ropa interior, otros la ingieren.

Si bien comer ropa interior en perros es una forma de pica, hay algunas razones para esto.

  • Curiosidad/atracción por el olfato
  • aburrimiento
  • Conservación de recursos: algunos perros recogen la ropa interior porque la consideran valiosa y quieren ocultársela a los demás.
  • dentición (cachorros)
  • miedo
  • trastorno obsesivo compulsivo
  • enfermedad o deficiencias nutricionales

El problema de comer ropa interior

Aparte del factor obvio de asco y de perder la ropa interior, comer ropa interior puede causar serios problemas de salud a los perros. La sustancia no se puede digerir en el estómago; el cuerpo intentará expulsarlo o pasarlo. Su perro puede vomitar toda o parte de la ropa interior. Sin embargo, existe el riesgo de que la ropa interior quede atrapada en el tracto gastrointestinal y provoque una obstrucción. Esta es una condición grave que requiere atención veterinaria inmediata.

Los posibles signos tempranos de obstrucción GI incluyen vómitos, diarrea, pérdida de apetito y letargo. El abdomen puede volverse doloroso y/o hinchado. Si nota estos signos y sospecha que su perro ha comido algo no comestible, llévelo al veterinario abierto más cercano de inmediato. Una obstrucción gastrointestinal se puede detectar mediante rayos X o ultrasonido. En este caso, el cuerpo extraño debe ser removido. Si el cuerpo extraño está en el estómago, puede ser posible extraerlo por vía endoscópica. Los bloqueos en los intestinos requieren cirugía abdominal.

Comuníquese con su veterinario si nota que su perro intenta comerse su ropa interior u otros artículos inapropiados. Es importante descartar una causa médica o dietética para la pica antes de intentar corregir el comportamiento. Si sabes que tu perro se ha tragado ropa interior recientemente, es posible que tu veterinario pueda darle medicamentos para que la vomite.

Cómo evitar que los perros se coman la ropa interior

La mejor manera de evitar que tu perro se coma tu ropa interior es mantener la ropa fuera de su alcance. Guarde la ropa sucia en un cesto de ropa cerrado o en un basurero. Guarda la ropa limpia en cajones y armarios antes de que tu perro pueda robarla del cesto.

Tome medidas para enriquecer el entorno de su perro y reducir el aburrimiento. Pase tiempo haciendo ejercicio y vinculándose con su perro. Considere juguetes interactivos para perros, sabrosos masticables para perros e incluso deportes para perros para mantener su mente y cuerpo ocupados. Dé largos paseos y déjelo husmear bien. Cambia tu ruta regularmente para ofrecer nuevos olores, imágenes y sonidos.

El entrenamiento también puede ayudarte a controlar los hábitos alimenticios de tu perro. Trabaja en señales como "déjalo" y "déjalo" para que puedas detener a tu perro en el momento en que lo atrapes comiendo algo malo. Si su perro no obedece, use un refuerzo positivo en lugar de un castigo. Redirige a tu perro a un juguete o juego. Prémialo por desviar su atención de la ropa interior (u otra prenda "mala").

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  Razones por las que los cachorros comen caca y cómo evitarlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir