Tipos de leishmaniosis canina y sus tratamientos

tipos de leishmaniosis

La prevención de la leishmaniosis, es uno de los elementos fundamentales en la salud de los perros. En esta época, hay profundas indagaciones sobre esta patología que perjudica a cientos de perros.

¡Sigue leyendo para entender más!

🐾 Tabla de Contenido

    Los dos tipos de leishmaniasis

    La leishmaniosis es una patología habitual de los perros y en funcionalidad de los indicios desarrollados, se puede distinguir entre dos tipos:

    • Leishmaniosis Visceral Canina
    • Leishmaniosis Cutánea

    Ahora, vas a conocer al aspecto todas estas variedades.

    Leishmaniosis visceral canina (LVC)

    Además popular como leishmaniosis sistémica. El desarrollo de incubación de esta clase puede estar entre los dos a ocho meses luego de la picadura del flebotomo en el perro. Su primordial consecuencia se refleja en los órganos internos. Puede perjudicar dificultosamente el sistema inmunitario del perro y en algunas ocasiones su médula espinal.

    Síntomas de la LVC

    • Pérdida del apetito.
    • Pérdida de peso progresiva.
    • Trastornos digestivos, diarrea.
    • Heces alquitranadas.
    • Náuseas y vómitos.
    • Sangrado de nariz.
    • Dolor articular.

    ¿Cómo se diagnostica la leishmaniosis visceral canina?

    Es complicado comprender en qué instante el perro fué infestado por el flebótomo y por esto resulta complicado la descubrimiento temprana de la infección. Entender a qué estuvo expuesta la mascota o si estuvo en zonas de elevada prevalencia puede ser de mucha asistencia.

    Al indicio de presencia de la infección por leishmaniasis visceral, el veterinario debe investigar los órganos internos en busca de lesiones o hinchazón. Escuchando a los que son los órganos damnificados en varios de los casos:

    • Los riñones.
    • Hígado.
    • Y bazo.

    Tratamiento de la leishmaniosis visceral

    En todos las situaciones de leishmaniosis visceral siempre se va a necesitar régimen. Se habla la Leishmania generalmente, pero se va a hacer foco en el rastreo de los órganos vitales del animal por medio de pruebas particulares.

    Leer más:  ¿Que esperanza de vida tiene un perro con leishmania?

    En el mercado hay distintos tipos de tratamientos donde el veterinario pautará el más acorde con el perro, realizando revisiones periódicas para vigilar su evolución.

    Si esta patología no se habla apropiadamente y a tiempo, el pronóstico sobre la salud del perro va a ser negativo. Circunstancia que se podría evadir.

    Leishmaniosis cutánea

    Es el tipo de leishmaniosis que genera indicios físicos en la piel del animal, como caída de pelo, engrosamiento de la piel, lesiones que no cicatrizan, etc. Tiende a ser la forma más habitual de exhibición de la leishmaniosis en el perro.

    Síntomas de leishmaniosis cutánea

    Los probables indicios más recurrentes son:

    • Alopecia, pelo seco y débil, lo que supone a su pérdida.
    • Hiperqueratosis en hocico.
    • Uñas quebradizas y débiles.
    • Crecimiento elevado de las uñas.
    • Descamación epidérmica con engrosamiento de la piel.
    • Despigmentación (pérdida de color en la piel hacia un color grisáceo).
    • Sequedad en las almohadillas de las patas.
    • Nódulos en la área de la piel.
    • Nódulos intradérmicos y úlceras.

    ¿Cómo se diagnostica la leishmaniosis cutánea?

    Al tratarse de una región concreta donde la Leishmania está ratificando su presencia, hay que tomar una chiquita exhibe de la piel para hacer una biopsia al tejido. Comúnmente, se busca el ADN o material genético del parásito. Hay variedades de procedimientos para detectar qué tipo de parásito es.

    Tratamiento de la leishmaniosis cutánea

    La Leishmania siempre va a ser tratada con el régimen que el veterinario, después de las pruebas llevadas a cabo al perro, considere más correspondiente. Pero las úlceras provocadas por la leishmaniosis no necesitan ningún régimen comúnmente.

    Leer más:  Mi perro vomita espuma blanca ¿Qué hacer?

    El papel del veterinario y del dueño del animal es de esencial consideración en la ejecución de un régimen, del chequeo del animal y de su rastreo, para proteger la salud de este y evadir la zoonosis en personas.

    Por último, hay varios casos en los que, por la no presencia de indicios en el animal infestado con LVC, la gente tienen la posibilidad de llegar a contraerla y además, el diagnóstico es tardío o inclusive no se llega a tratar.

    ¿Te ha resultado útil este post ?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Usamos cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios en nuestra web. Política de Cookies