vaginitis en perros

La vaginitis es un problema que puede afectar a cualquier perra, ya sea entera o castrada. Causa picazón e inflamación dolorosa del tracto urogenital y requiere tratamiento veterinario. Dado que la vaginitis puede ser un síntoma de irritantes externos o problemas subyacentes, retrasar la visita al veterinario puede empeorar la situación. Saber qué síntomas buscar ayudará a los propietarios a identificar el problema y buscar tratamiento de inmediato.

¿Qué es la vaginitis en los perros?

La vaginitis se refiere a la inflamación de los tejidos vaginales de un perro. La vaginitis juvenil o de cachorro se observa en perras jóvenes intactas; la vaginitis adulta ocurre en perras adultas. La vaginitis puede desencadenarse por una variedad de condiciones externas e internas, pero los síntomas irritantes siempre indican un problema que necesita investigación.

Síntomas de vaginitis en perros

El enrojecimiento o la hinchazón vaginal pueden ser más difíciles de notar en un perro peludo, pero la vaginitis provoca cambios de comportamiento que probablemente notarás en cualquier perro de inmediato.

síntomas

  • Área vaginal inflamada/hinchada
  • Enrojecimiento del tejido circundante.
  • Flujo vaginal anormal
  • Aumento de la micción
  • Lamido excesivo de la zona vaginal.
  • Scooting o arrastrando la popa

Un área vaginal inflamada es un indicador clave de que un perro tiene vaginitis. Sin embargo, este síntoma puede confundirse fácilmente con calor en un perro intacto; Los propietarios observadores pronto reconocerán las diferencias de comportamiento que indican molestias por el tejido irritado.

Un perro con vaginitis a menudo lame obsesivamente el área a su alrededor o arrastra su trasero por el suelo para aliviar la picazón y el ardor. También puede sentir la necesidad de orinar con más frecuencia.

El pus, la mucosidad e incluso la sangre pueden salir de la vagina de una perra, sobre su pelaje, el piso, la ropa de cama o los muebles sobre los que está acostada. Cuando una perra castrada o una perra intacta que no está en celo experimenta flujo vaginal, es necesaria una visita al veterinario para determinar la causa.

Causas de la vaginitis

Hay una serie de cosas que pueden causar vaginitis, pero todas crean condiciones en las que la irritación o la acumulación de bacterias persisten y se vuelven problemáticas. Algunos de ellos son:

  • infección del tracto urinario (ITU)
  • Infecciones bacterianas o fúngicas
  • Condiciones antihigiénicas que resultan en heces cerca de la abertura vaginal
  • Incontinencia urinaria que crea humedad crónica e irritante
  • Defectos de nacimiento (uréteres ectópicos o mala conformación de su vulva)
  • Tumores vaginales
  • Objetos extraños (semillas de hierba, colas de zorro u otras partes de plantas que se meten en la vagina)

Diagnóstico de vaginitis en perros

Si sospecha que su perro tiene vaginitis, su veterinario realizará un examen físico para iniciar el diagnóstico. Se puede tomar una muestra de secreción del interior de la vagina con un hisopo de algodón y luego las células de este hisopo se colocan en un portaobjetos para examinarlas con un microscopio. Se observan signos de infección, inflamación y otras anomalías. Según los resultados citológicos, pueden ser necesarias pruebas de laboratorio de cultivo bacteriano y una vaginoscopia para encontrar la causa definitiva.

tratamiento

Dependiendo de la gravedad y la causa de la vaginitis de su perro, se pueden recetar antibióticos y/o medicamentos antiinflamatorios. También puede ser necesario limpiar periódicamente el área con una solución medicada.

Si su perro ha desarrollado vaginitis debido a un tumor, un objeto extraño o un defecto congénito, puede ser necesaria una cirugía.

Pronóstico para perros con vaginitis

La mayoría de los casos de vaginitis no son graves y se resuelven con antibióticos siempre que se trate la causa de la irritación. El pronóstico de una perra con vaginitis causada por un tumor depende del tamaño del tumor, si es canceroso y si se puede extirpar quirúrgicamente sin complicaciones.

Cómo prevenir la vaginitis en perros

La mejor manera de evitar que su perra desarrolle vaginitis es asegurarse de que su abertura vaginal esté siempre limpia. Los perros de pelo corto por lo general no necesitan mucha ayuda con esto. Sin embargo, si su perro tiene un pelaje largo, tiene sobrepeso o tiene una conformación rectal y vaginal deficiente, es posible que necesite ayuda. Si es necesario, mantenga el pelaje recortado y use una toallita húmeda después de que su perro haya eliminado la orina y las heces de la abertura vaginal.

¿Te ha resultado útil este post ?
Leer más:  ¿El aceite de oliva es bueno para los perros?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir